Que considerar antes de salir con alguien de tu oficina…

En estos últimos tiempos nuestro trabajo y vida personas se unen más que nunca. Y la mayoría de las veces, donde encontramos nuestra pareja de vida es en el trabajo. Sin importar la popularidad de las parejas que se conocieron en el trabajo, debes saber que esto tiene sus complejidades.

Por Paola Payares – @visionwordsandvoice

Estas son unas de las cosas que debes considerar antes de empezar a salir con alguien de tu trabajo:

Saber las políticas de tu oficina.

¿Qué tanto te permite tu trabajo salir con un compañero?. Sé que en ciertas no permiten que sean parejas, y en otros no permiten que sean familia. Hay diferencia en ambos. E igual hay oficinas que no permiten ambas. Si hay interés en aquella oficina es mejor no provocar malentendidos.

¿Qué tan cerca trabajan juntos?

 

Aunque el trabajo les permite estar juntos como pareja, tienes que pensar qué tan unidos trabajan. Hay que evitar que se formen inconvenientes en su relación por temas laborales. Porque cuando quieras des-estresarte del trabajo debes tener alguien fuera de el que te de soporte. Y si discuten en el trabajo igual lo harán como pareja y por los mismos temas. Eso puede perjudicar en todo momento.

Mantenerse profesional en la oficina

Qué tan profesional puedes estar en la oficina. Se nos puede salir una que otra mirada y frase. Que tanto puedes resistir verlo todos los días y mantenerlo únicamente sobre el trabajo en la oficina.

Además, debes estar consiente que se verán en el trabajo y cuando salgan a pasear también.

En lo personal, yo salí con alguien que trabajaba conmigo, pero el tiempo en que nos veíamos en el trabajo era muy poco, intentábamos no vernos la verdad. Igual no nos gustaba hablar de cosas del trabajo provocando discusión, y siempre nos dábamos apoyo.

¿Porque se terminó la relación?

Si fue por la oficina. Al principio no tenían inconveniente con la relación y sabían de ella. Y aunque nunca hicimos algo irrespetuoso en la oficina o algo para que hubieran inconvenientes, llegó un momento donde no podíamos estar más juntos sin que los demás comentaran.

 

Considero que más fue por chismes de los demás, que por actitud nuestra. Pero, inclusive al dejar de trabajar en el lugar, no pudimos resolver las diferencias.

Es por experiencia propia que les pediría a los demás que lo piensen más de 3 veces antes de tener una relación con alguien de tu trabajo. Pero, solo tu sabrás la mejor decisión que puedes tomar.

Si te gustó esta nota, sigue a Pao en sus redes sociales aquí.

Loading...