El Autismo o Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta la comunicación, la interacción social y donde se observa desde temprana edad patrones de conducta repetitivos con intereses restrictivos. Estos resaltan a la vista en cuanto a la manera de conducirse un niño en relación con otros de su misma edad.

Por Kathy Villaverde – @yosoykathyvillaverde

Si eres madre de un niño con autismo, te aconsejo detenerte a conocer cómo tu hijo visualiza el mundo y si es necesario tírate al piso con él. Es importante, que puedas identificarte con la manera de cómo el percibe lo que le rodea; que definitivamente es muy diferente a cómo lo percibes tú. Cierra los ojos, escucha y siente. Dile que lo amas y defiéndelo en todo momento.

Aquí comparto 5 consejos de oro que recibí de personas llenas de amor durante este caminar TEA para que puedas sobrellevar el autismo con la mejor disposición:

Ríe y enfócate en ser positivo.

Si de algo estoy convencida es de lo rápido que transcurre el tiempo y del efecto mágico que tiene la sonrisa para ayudarnos a enfrentar toda situación de manera placentera.  Por eso te invito a detenerte antes de pegar un grito, intenta cambiar tu pensamiento y sonríe. Con esta acción sentirás como el entorno cambia y el momento se convertirá en algo mejor de lo que estabas enfrentando.

Todo es actitud y voluntad de querer disfrutar “el ahora” sin prestar atención a sentimientos que realmente no nos alimentan y que mucho menos nos hacen bien. No será fácil pero poco a poco vamos avanzando y aprendiendo a no dejar de sonreír. Aunque las frustraciones existan. Tenemos que sonreír. -Zenis Zeyr

            

La anticipación, regla de oro.

Organizar nuestras salidas creando un mapa mental y mostrándole una secuencia de eventos con pictogramas explicándole con antelación a Eloy qué es lo que vamos a hacer este día e igualmente, indicándole qué va a pasar cuando estemos en determinado sitio se ha convertido en una herramienta esencial y efectiva.

Anticipar nos brinda seguridad y aporta confianza al conocer qué nos puede esperar.–Dr. Alberto Heart

 

Agáchate y ponte a su altura para hablarle.

Fue primordial  para nuestra comunicación que Eloy fijara su mirada hacia mí cuando estoy hablándole y de esta manera asegurarme de que me escucha. Cada vez que vayas a decirle algo a tu hijo, debes procurar que te mire a los ojos y de no resultar fácil, procura realizar un sonido seguido de su nombre para que reconozca que te estás dirigiendo a él.  Es decir, aplaudes y seguido a este sonido debes mencionar su nombre.

Este ejercicio nos ha funcionado a Eloy y a mí. -Armonia Chang y Dra. Noris Moreno

Descansa y apaga el teléfono.

Soy fiel creyente de la opinión que dice que para que tu hijo esté bien ya sea neurotípico o no; es importantísimo que tu estés bien y para ello, el descanso y 8 horas de sueño son indispensables para tomar decisiones apropiadas.

«No puedes ser una súper madre o un súper padre las 24 horas del día. Permítete a ti mismo equivocarte, frustrarte, entristecerte, siempre que sea necesario. Es inevitable para todos», dice Catherine Maurice en el manual para padres «Behavioural Intervention for young children with autism».

Disfruten de la naturaleza.

Existen estudios que indican que, cuanta más naturaleza haya cerca de donde los niños crecen, mayor es su capacidad para controlar los impulsos, concentrarse y retrasar la gratificación.

Nosotros hemos podido comprobar cómo puede contribuir a promover estados de ánimos más positivos al tener contacto con la naturaleza, pues su aporte es inmensamente valioso, ya que su efecto se siente y permanece al retornar a nuestra casa.

 

 

 

 

Loading...