Hemos compartido lo adictivo de las redes sociales y todo lo que la tecnología nos trae con el tiempo, y pues no nos dejamos vencer, vamos a la vanguardia de la modernización, siendo conscientes que así mismo como la tecnología nos ha llevado a generar nuevos y mejores tipos de mostrarnos como profesionales. En algunos casos, nos va llevar a desplazar el contacto humanos, ¿no lo creen?

Por Gladys De Gracia – @gladysdg

Es importante destacar todo lo que esto conlleva como evolución pero sí considero que demos hacer un alto y considerar que todo en exceso es dañino y no hablo de que de un momento a otro, nos mostremos en negación hacia el futuro.

Para mí, todo en la vida lleva un balance y así como cuando hablamos de llevar un balance alimenticio, balance en nuestra vida laboral y personal, nos toca también detoxificarnos de tanta tecnología para poner pies en tierra y volver a lo básico.

¿Has pensado practicarlo al menos una vez por semana?

Te invito a que lo practiques y evalúes como terminas sintiéndote contigo misma; no tienes que ser drástica, son pequeños trucos que te suben el ánimo, créeme! No es tan abrumador como lo crees.

  • Una hora al día, intenta colocar tu celular en modo avión y por espacio de esa hora, lee un libro, practica algún deporte al aire libre o en la funcionalidad que habitúas a llevarlo a cabo.
  • A mí me funciona mucho el escribir, si escribir en su modo básico con bolígrafo y papel. Practico la meditación en sus formas básicas y esta al igual que colorear es una forma dinámica y diferente de hacerlo.
  • En vez de hablar e intercambiar toda clase de cuentos con tus amigos vía celular en los clásicos grupos de WhatsApp, porque no mejor sugieres convivios presenciales… Te aseguro que son gratificantes y ayudan a despejarnos del día a día y valorar esa conexión que tenemos todos los seres humanos.
  • ¡Este último es la prueba de fuego! La redes sociales absorben un montón y más ahora que para muchos significa su fuente de ingresos, ¿pero, qué tal un tiempo fuera de ellas? No estaría nada mal que ese tiempo, que se invierte en las redes sociales, se aprovechara para realizar algún paseo, conocer sitios en nuestra ciudad, realizar limpieza en la casa, organizar o tomar algún curso, ir a darte un masaje o facial, algo que nos genere valor y gran satisfacción personal.

Soy del pensar que todo aquello que contribuya a nuestro crecimiento personal y espiritual, es invaluable y muchas veces la tecnología aunque nos acerca y nos abre un mundo de opciones e información, el exceso puede ser contradictorio, ¡un détox al mes también es salud!

Si te gustó esta nota, sigue a Gladys en sus redes sociales aquí.

Loading...