Me encanta lo natural, lo sensorial y lo divertido, entre esas cosas esta pintar. Hace unos años, leí un artículo en una revista médica sobre los beneficios del contacto de los niños con el barro y la tierra. Ésta decía que la ventaja es que el cerebro del niño genera más serotonina, lo cual incrementa sus niveles de felicidad y la capacidad de concentración. Por eso, creamos en casa una receta que ahí nos recomendaban de pintura con tierra, una actividad muy sencilla que permite que nuestros pequeños estén en contacto con la naturaleza y el barro.

¿Te animas a hacerla? – ¡Abajo de la nota te dejaré la receta!

Les nombraré algunos de los beneficios de esta dinámica:

  1. Permite que podamos hablar con nuestros pequeños sobre la tierra su valor y la ecología.
  2. Permite que aprendan acerca de los tesoros que la naturaleza nos ofrece, por ejemplo, pigmentos naturales. Hay diferentes colores en una sola zona.
  3. Es el arte económico… ¡que es gratis!
  4. Estimula el pensamiento creativo.
  5. Es una excusa para tener tiempo de calidad con los pequeños al salir de excursión, en busca de distintos tipos de tierra y colores.
  6. Nos permite seguir conectados con la naturaleza una vez hemos regresado a casa.
  7. Puede colocarle colorante y ver los nuevos colores.

¿Se animan hacerla con sus hijos?

Si todavía no se animan les voy a dar más razones para hacerla. Y es que jugar en la tierra y rebozarse en el barro hace a los niños más felices, reduce sus niveles de ansiedad y estimula su capacidad de aprendizaje, y eso no lo dice Peppa Pig lo dicen investigaciones médicas.

El solo hecho de estar en la naturaleza ya es terapéutico, pero la conexión activa con la naturaleza a través de la jardinería, el amase de tierra, el escarbado  es un valor agregado. ¿Y por qué es eso? Se han postulado todo tipo de razones: es una práctica meditativa, es un ejercicio suave es divertido, nos permite nutrirnos y conectarnos con la vida en un nivel fundamental.

Citare Jinny Blom  Psicóloga de Londres, Reino Unido y directora de Landscape Design en uno de sus artículos profesa: “Algunas investigaciones recientes han agregado otra pieza faltante al rompecabezas: está en la tierra. O para ser un poco más específico, se ha descubierto que una cepa de la bacteria en el suelo, Mycobacterium vaccae , desencadena la liberación de seratonina, que a su vez eleva el estado de ánimo y disminuye la ansiedad. Y además de eso, se ha descubierto que esta pequeña bacteria mejora la función cognitiva y posiblemente incluso trate el cáncer y otras enfermedades. Lo que significa que el contacto con el suelo, a través de la jardinería u otros medios, es beneficioso», manifiesta.

Adicional Mary O’Brien, oncóloga en el Royal Masden Hospital de Londres, se topó con estos hallazgos al inocular a los pacientes de cáncer de pulmón con una cepa de M. vaccae (pronunciada «emm vah-kay») para ver si sus síntomas mejoraban. Notó que además de tener menos síntomas de cáncer, los pacientes también demostraron una mejora en la salud emocional, la vitalidad e incluso la función cognitiva.

Receta de para hacerla super fácil:

Una porción de tierra y una porción igual del color deseado. A mi me encanta usar los colorantes vegetales, pero también he usado tempera o usar polvo de teñir natural. Incluso, si nos ponemos más creativos, alguna fruta de color ejemplo la remolacha.

Así que familia a jugar con tierra y a seguir mi consejo de pintar con lodo, yo soy Deylin Hernández  de @gestandod y el @baulmontessori, mi correo por si desean saber algo o quieren que hable de algún tema hernandezdeylin@gmail.com y los espero en la próxima entrega.

 

 

 

Loading...