Para empezar, primero quiero hablar un poco acerca de su historia y como hoy se ha convertido en tendencia. Sin duda, han logrado captar la atención de las personas que aman el sabor de los alimentos fritos, sólo que ahora, sin todas las calorías que involucran los alimentos fritos tradicionales.

Por Natalia Duarte – @masnaturalpty 

El principal atractivo de un “airfryer” es que utiliza aire caliente y una pequeña porción de aceite, en vez de muchas tazas de aceite. ¡Wow! al leer esto, podríamos pensar que el problema de las grasas ha acabado ¡pero no!

Una de las mayores preocupaciones sobre los alimentos fritos está relacionada a que ciertos alimentos producen un compuesto tóxico llamado acrilamida, un probable agente cancerígeno, cuando estos son calentados a temperaturas superiores a 250 °F

Otro punto importante relacionado con el “airfryer” son los tipos de aceites utilizados a altas temperaturas y los materiales posiblemente tóxicos, tales como el BPA y los revestimientos antiadherentes, que algunas veces tienen este tipo de freidoras.

En mi caso como no soy fan de los alimentos fritos, les confieso que, no había indagado tanto acerca de esta nueva tendencia de comprar las freidoras de aire. Aunque, ya existían desde tiempo atrás, en el último año se han vuelto más populares.

Las visitas que hay en los sitios web de Amazon, Google, demuestran que las freidoras de aire han captado el interés de las personas que aman el sabor de la comida frita.

Aquí comparto algunos puntos importantes a considerar, y a tener en cuenta antes de ir a comprar una, si es que lo estás pensando:

  • Prometen generar una experiencia saludable, práctica y más rápida para preparar alimentos fritos, pero la pregunta que podríamos plantearnos es:

¿Realmente es saludable?  – ¿Qué es una freidora de aire y cómo funciona?

Las freidoras de aire son un dispositivo para cocinar que, en los últimos años, ha captado la atención de los amantes de la comida frita, la promesa de venta es que van a producir alimentos con una textura crujiente, excelente sabor, de forma rápida y con la mitad de las calorías y grasas. Esta utiliza aire caliente y una pequeña porción de aceite, en vez de muchas tazas de aceite caliente, en comparación con los alimentos que son freídos por medio de métodos tradicionales.

¿Los alimentos cocinados en esta freidora de aire son beneficiosos?

Aunque la mayoría de los expertos en salud, concuerdan en que freír con aire es más saludable que freír de forma tradicional, la realidad es que siguen siendo alimentos fritos y nunca podrían considerarse como una opción alimenticia saludable.

Les comparto este artículo que leí en Women´s health, basado en investigaciones:—Como expuso la nutricionista registrada (RD) y localizada en Nueva York, Natalie Rizzo, para Women’s Health, quien sugiere que freír con aire disminuye la cantidad de calorías y grasa, pero en términos de salud, lo que realmente importa no es reducir calorías y grasa, sino asegurarse de que las calorías y la grasa que consume provengan de alimentos enteros (no de alimentos enteros calentados a altas temperaturas en alguna freidora).

«En el caso de la freidora de aire, indica Rizzo, puede preparar una versión más saludable de casi cualquier alimento frito tradicional. Puede utilizarla para crear una textura crujiente en cualquier alimento que normalmente va frito, tal como las papas fritas, pollo o incluso vegetales». Según considera Rizzo, el proceso de cocción por medio de una freidora de aire es relativamente sencillo. Primero, debe untar aceite en los alimentos que está a punto de freír y ajustar la temperatura de la freidora al nivel de calor deseado.

Mientras destaca que la temperatura varía según el tipo de alimento que cocine, Rizzo indica que, «generalmente se encuentra dentro de un rango de 300 a 400 °F (150 a 200 °C)». Para mí, ese rango de temperatura elevada es una señal de alerta y mi primera advertencia sobre las freidoras de aire.

Como se explica más adelante en este artículo, calentar ciertos alimentos a más de 250 °F podría crear un compuesto neurotóxico llamado acrilamida.

Por supuesto que, como explica Rizzo, no se esperaría que los alimentos fritos – independientemente de si fueron cocinados en una freidora tradicional o una freidora de aire, sean tan saludables como los alimentos crudos o la comida preparada por medio de métodos de cocción sin freír.

¿Entonces?

Considero que consumir la mayoría de los alimentos en forma cruda, naturales y enteros (o lo más parecido posible), casi siempre es la opción más saludable.

Rizzo recomienda sabiamente no emplear el método de freír con aire como opción alimenticia de estilo de vida. Utilizar una freidora de aire de manera regular sería algo imprudente, ya que probablemente le produzca la falsa sensación de que «se alimenta de forma saludable». Por lo tanto, no tiene sentido tener una freidora de aire, ya que solo le servirá para tentarlo a consumir en exceso ciertos alimentos que no son saludables Por cierto, es probable que la mayoría de estos alimentos que no son saludables, también están sumamente procesados. Dicho lo anterior, la creencia de que los alimentos freídos con aire son más saludables, únicamente porque el método de preparación se percibe como más saludable, sencillamente es un mito.

La acrilamida química neurotóxica se encuentra latente en los alimentos fritos, una de las mayores advertencias sobre el consumo de alimentos fritos está relacionada con cómo el método para freír altera ciertos alimentos y los convierte en probables agentes cancerígenos.

En 2002, los investigadores descubrieron que esta sustancia química cancerígena y posiblemente neurotóxica, se produce cuando los alimentos con alto contenido de carbohidratos son cocinados a altas temperaturas. Esto incluye a los carbohidratos que son horneados, fritos, asados a la parrilla, rostizados o tostados. La acrilamida es el subproducto de una reacción química que se origina a altas temperaturas, entre los azúcares y el aminoácido asparagina—

Información retomada.

Para mí una freidora de aire no es un electrodoméstico imprescindible, especialmente, si lo que se busca es optimizar su salud.

Y para finalizar.. No deja de ser comida frita

Numerosos estudios han establecido una relación entre los alimentos fritos con diversas enfermedades, como hipertensión y obesidad. Teniendo esto en mente, mi recomendación es que hagas frituras muy de vez en cuando, y que optes por métodos más saludables de cocción como al vapor, a la plancha, hervido o al horno.

Si quieres recibir una asesoría más personalizada para mejorar tu alimentación, escríbenos a @masnaturalpty o al Whatsapp: + 507 62843806 o +57 3108841474