meghan markle principe harry principe archie 2019

Una de las características físicas más famosas de Meghan Markle son sus pecas. Aunque antes algunas personas las consideraban una imperfección, ahora incluso hay procedimientos cosméticos para conseguirlas. La Duquesa de Sussex nos ha demostrado lo bien que se ven en su rostro y ahora parece que se han oscurecido desde que estuvo embarazada.

meghan markle 04 9 400 2000 0

Lo curioso es que esto no ocurrió en su cara, sino en su pecho. Meghan siempre ha tenido pecas en la zona del escote, como verás en esta fotografía de septiembre de 2017.

meghan markle invictus games 2017

En las imágenes de la feliz pareja al presentar a su primogénito, las pecas de la ex-actriz aumentaron en cantidad y se volvieron más oscuras. Este fenómeno le ocurre a muchas mamás en el mundo, ya que es uno de los efectos normales del embarazo.

El primer hijo del príncipe Harry, duque de Sussex, y Meghan, duquesa de Sussex nació el 6 de mayo de 2019. Es el séptimo en la línea de sucesión al trono británico.

meghan markle principe archie

¿Por qué salen pecas y manchas durante el embarazo?

La melanina es la sustancia encargada de brindarle el color a la piel y por ello es la responsable detrás de las pecas. La Clínica Mayo explica que estas son zonas con pigmentación extra que ocasionan que la tez se vuelva más oscura, sobre todo durante el verano, cuando estamos más expuestos al sol.

mujer rostro pecas lunares

Siempre y cuando las pecas no aumenten de tamaño o desarrollen bordes irregulares, son completamente inofensivas y tampoco son un síntoma de alguna enfermedad. Durante la gestación, la piel se enfrenta a diversos cambios como la aparición de estrías, várices, acné y manchas. Estos cambios son totalmente normales.

Aún se desconoce la causa exacta de por qué se multiplica la cantidad de pecas y manchas en las mujeres mientras están embarazadas. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos menciona que es posible que las hormonas aumenten los niveles de melanina en el organismo.

La institución también explica que estas marcas suelen desaparecer después de dar a luz, aunque también es posible que algunas de ellas duren años. Para evitar que la condición empeore, los expertos recomiendan utilizar bloqueador solar siempre que salgas y usar sombreros que protejan tu rostro de los rayos del sol.