Desde hace un par de años la tecnología acaparó nuestro mundo. Sin duda alguna ha sido de utilidad y beneficiosa en muchos aspectos, pero nosotros ¿cómo la hemos adoptado con nuestro entorno?

Por Miriam Martínez – @Spectrum.audiovisuales 

Muchas veces carecemos del trato familiar por prestarle atención más a las redes sociales. Un ejemplo claro es cuando escuchamos nuestros celulares sentimos la necesidad de ver quién nos escribe. Hemos perdido el diálogo inclusive con nuestras amistades, familiares esta desapareciendo comunicación.

Nos preguntamos cómo es posible si estoy siempre conectado con mis allegados. Exacto, estamos usando mucho la palabra «CONECTADOS»,  pero no socializamos. Los móviles están matando la conversación.

Conversar por el móvil no quiere decir que no sea útil, ni que no haga fluir la comunicación. “Lo importante es que la conversación fluya por un canal u otro, porque no siempre es posible quedar con amigos o familiares y puede ser útil conversar por mensaje; la clave es saber en qué ámbitos y contextos hay que usar la conversación tradicional porque se necesita comunicación no verbal, y en qué momentos son válidas las conversaciones digitales”  a quienes más se ataca por sustituir las charlas cara a cara por las conversaciones on-line es a los jóvenes.

La psicóloga del MIT Sherry Turkle, que lleva tres décadas estudiando como nos adaptamos a los avances de la tecnología y cómo influyen en nuestras relaciones, asegura en su último libro, Reclaiming Conversation : the power of talk in a digital age (Recuperando la conversación: el poder de hablar en la era digital), que a veces se olvida que hay una nueva generación que ha crecido sin saber lo que es una conversación ininterrumpida. Turkle opina que con tanta conversación digital se está perdiendo la comunicación espontánea y se pone en riesgo la empatía.

“La red nos está acobardando, porque siempre será más fácil hablar a través de una pantalla que en persona, y los jóvenes están expresando a través del móvil sus sentimientos, intercambiando opiniones, solucionando o creando conflictos, incluso sustituyendo situaciones reales como un beso o una sonrisa, pero después en el cara a cara no se muestran consecuentes con lo que han redactado porque muchos no tiene habilidades sociales para afrontar la vida real”.

Hace mucho tiempo atrás vi un video de como por ejemplo la tecnología abarcaba todo en la casa menos una buena comunicación llegó el punto en que me reí del mismo tiene sentido todo lo puede minimizar la tecnología. No obstante, no puede hacerlo con las cosas diarias como una simple tarea que es ir al baño nuestro entorno lo hacemos más simplificado pero el trabajo en familia, la comunicación, el respeto, el cuidado hace que lo pilares de un hogar tiemblen cuando perdemos de vista lo más importante que es el compartir en familia, resolver los problemas conversando dejar el celular de lado y solo mantener una estrecha comunicación con nuestros seres amado. He aquí el video que les comentó.

Otro ejemplo claro está hasta en la naturaleza, sabían que científicamente si colocas una planta  y le hablas ella sentirá tu calidez y crecerá mientras que si las ignoras e inclusive te desquitas con ellas morirá.

Miguel Ortiz investigó sobre el tema en el 2014 y aunque parezca tonto hablarle a las plantas porque ellas no responden le sorprendió que las palabras tienen muchos efectos investigo sobre los estudios que se hicieron en la década de los 60” un agente de la Cia. por ocio en el trabajo le coloco un polígrafo y quedo deslumbrado con los resultados sucedió que al hablarle con palabras de afecto la planta produjo señales de satisfacción similares a las  que cuando tenía una persona en un interrogatorio  pero si la amenazaba la planta producía señales negativas.

Increíble ver lo que hace el poder de hablar directamente con las personas, las plantas y los animales.

Ahora medito y me pongo a pensar cuánto tiempo he perdido sin conversar con las personas a mi lado directamente y cuando dejaré más de 5 minutos el celular lejos de mi solo para dedicarme a lo que es realmente es importante lo intento día a día y es difícil los invito cada día a dejarlo más de 5 minutos y compartir más con la familia.

Loading...