Vacaciones del colegio, fines de semana, etc… Lo que para algunos padres es disfrute, para otros, solo de pensar en vacaciones, cumpleaños, alimentación de los niños fuera de casa es un calvario. Siempre queda la duda si es mejor llevarles comida de casa o si no, qué comprarles que lo alimente…

Por Estefany Castillo – @tradiciónysaborpty

Ya sabemos que hay niños más quisquillosos que otros a la hora de comer. Pero qué puedo decirles… yo en lo último que pienso en periodo vacacional es en agobiarme por cosas que tienen fácil solución. Porque en lo primero para mi es el bienestar de mis hijas y basta con adaptarse un poquito.

Lo que está claro es una cosa, que aunque estemos de vacaciones o vayamos a un cumpleaños, la alimentación y mucho más la de los más pequeños es muy importante, no se debe descuidar, dejémoslo en que solo se pueden relajar un poco.

Alaia ya es más grande y se adapta más fácilmente a cualquier situación, pero cuando era más pequeña siempre intentábamos adaptar las vacaciones de forma que ella estuviera lo mejor posible. Por eso, en el hotel siempre seleccionábamos los que tuvieran más opciones de comida en su mayoría buffet con opciones a escoger o que tuviesen cocina para hacer cosas saludables, en los cumpleaños es un poco más difícil, intento llevar lunch con snack saludables. (Aunque a veces es imposible que ellos coman dulces)

Hace poco inicie mi emprendimiento dirigido a esta necesidad que es un menú para fiestas infantiles con opciones saludables, dirigido a bebes desde los 12 meses en adelante.

Como vengo diciendo, durante esta época todos, sobre todo los niños, cambiamos hábitos y rutinas, incluidos lo de la alimentación. Y creo que es fundamental mantener cierto orden, sobre todo para los más pequeños.

Aunque tampoco nos vamos a pasar de restrictivos, ¡estamos en vacaciones! Basta con tener en cuenta algunos aspectos sobre alimentación.

Imagen relacionada

Algunos trucos para que nuestros pequeños coman bien incluso en vacaciones:

  • No nos olvidemos que vamos a disfrutar, pero el mantener los horarios lo más ajustados a lo habitual puede contribuir a que nuestro niño coma mejor.
  • Es lógico comer en restaurantes en vacaciones, pero no es lo mismo comer una fritura de pescado a saber en qué aceite lo  hicieron, que un arrocito o carne a la plancha o al horno. Menos fritos y más cocidos, horneados o a la plancha.
  • Igual con las bebidas, nada de azúcares ni gas, lo más sano para todos es el agua, y hago énfasis en todos porque muchas veces los adultos tomamos bebidas como sodas y queremos que los niños tomen agua. Además, es lo mejor para mantenerse hidratado en los días de calor. No olvidemos que se deshidratan fácilmente, los niños tienen que beber mucha agua en verano.
  • Mejor fruta para picar en la playa o piscina que gomitas o golosinas…
  • Comer tranquilamente, recuerda, estás de vacaciones, no hay nada que no pueda esperar.
  • Intentar hacer las cinco comidas recomendadas al día, ni más, ni menos.
  • Disfrutar de comer todos juntos, que a veces durante el año es complicado.

Lo que quiero decir con todo esto es que a veces nos agobiamos sin razón, es muy fácil adaptarse, nadie como nosotros conocemos a nuestros hijos y con pequeños gestos podemos hacer que coman bien, que disfruten y sean felices.

Dejar el celular a un lado y disfrutar de una buena platica…

Te invitamos a que conozcas el emprendimiento de Estefany y que hagas tus pedidos para fiestas infantiles aquí. ¡TODO es deliciosos, Así Soy Mujer te lo recomienda!

Loading...