Una mamá tiene tantas cosas en qué pensar y hacer durante el día lo difícil de hacer las tareas cotidianas y mas cuando tu hermosa creación está siempre a tu lado la verdad a veces siento que no tengo paciencia. Mi niño exige que esté ahí a su lado pero la verdad después de respirar profundo y sonreírle a mi niño me hace tomar energía y seguir.

Por Miriam Martínez – @spectrum.audiovisuales

Es bueno recordar que ser paciente no significa que les pasemos a nuestros hijos sus travesuras hay que corregirlos, pero con amor.

Momentos que pierde la paciencia cómo y dónde conseguirla:

Cuando tu niño hace un berrinche y todo el mundo te mira y comenta «es hambre métele la teta» ó simplemente sale la expresión «es un malcriado», pero tu sabes que no es así, sino simplemente tu niño no sabe cómo expresarse y se frustra. ¿Qué hacer?, muy fácil. Primero respira luego olvida cualquier comentario negativo que escuchases y brevemente dale amor a tu niño buscando algo que le llame la atención para calmarlo.

Cuando vas al super y quiere tomar TODO lo que ve y empieza a llorar porque no se lo das. Tranquila, vuélvete a donde el y háblale que por mas que llore o grite tu debes mostrar control conversa con él o ella  y aunque no lo creas ellos te van a escuchar y aunque no le entiendas qué dice sigue la conversación con paz y tranquilidad.

Cuando quieres ir al baño y estas sola y sabes que el niño(a) no lo puedes dejar solo porque va a hacer una travesura, tranquila busca su juguete favorito preferible algo con luces, canta con él o ella en el baño y estará tranquilo(a) hasta que termines.

Cuando quiere dormir y solo piensa en jugar y tus baterías se acaban junto con la poca paciencia que te queda, tranquila piensa que  jugar un momento más no te quitará estar con tu bebé más tiempo y disponte a cargarlo y cantarle. Ala vez si tienes una mecedora o hamaca este te ayudara a que el descanso sea efectivo para ambos.

Personalmente pienso que la respiración profunda nos ayuda a mitigar esos momentos de estrés que ocurren y nos dejan sin paciencia durante nuestro día.

Darle una sonrisa y abrazo a nuestros bebes los ayuda a mediar su carácter.

Muchos padres no nos percatamos que la falta de paciencia genera niños intranquilos que gritan por todo ó que no se llevan bien con los demás por eso debemos usar tonos más calmados.

Recuerda que ser paciente quiere decir que debemos ponernos en el lugar del otro y comprender que un niño hará las cosas de manera totalmente diferente a la de un adulto. Se debe entender que los nervios no ayudan, sino que tienen efectos negativos en la crianza.

Sigue a Miriam en las redes sociales de su emprendimiento aquí.

Loading...