Edith González ingresó la semana pasada al hospital a causa de la enfermedad que la aquejaba desde 2015, un cáncer de ovario que hizo metástasis en el útero, la matriz y el epiplón.

De acuerdo con lo relatado por la propia actriz, durante 2016, fue un fuerte dolor en la espalda baja  el que provocó que visitara al médico, más nunca imaginó que le darían tan terrible noticia: estaba invadida de cáncer.

 

 

Inmediatamente después supo que tenía que avisarles a las dos personas que más amaba en el mundo: su esposo, Lorenzo Lazo, y su hija, Constanza quien en ese entonces apenas tenía 11 años.

 

 

Decírselo a su esposo fue más fácil que a su hija. Constanza se enteró que su mamá tenía cáncer un día antes de que ella entrará a cirugía, estando de vacaciones con su papá en Madrid.

 

 

‘Le hago un reconocimiento muy grande a mi pequeñita, Constanza. Ha sido una niña que cuando se le dijo que tenía cáncer, durante tres semanas se durmió a los pies de mi cama y no abandonó a su mamá. Es la cereza del pastel de mi vida’, dijo la actriz en entrevista para Don Francisco.

 

 

Sin duda Constanza vino a cambiarle la vida a Edith cuando ella tenía 40 años y ya se había hecho a la idea de que no sería madre. En su hija encontró el motor para seguir luchando. La enfermedad la hizo consciente de que tarde o temprano no estaría más para ella y por ello en su cumpleaños pasado, le escribió un hermoso mensaje de amor.

‘Un día anunciaste tu llegada, dominando mi cuerpo, transformándolo. Sin falsos sentimentalismos sentí tu crecimiento. Tu llegada fue fuerte, delicada, esperada, hermosa. Al surgir de mi vientre me hiciste entrañable, me hiciste madre. Y yo pude sostener en mis brazos a un ser que, sin sospechar las profundidades de la maternidad, ingenuamente pensé podría moldear. Poco a poco me has enseñado que los padres no podemos más que aspirar a ser guía, en el mar inmenso que es la vida. Este mar que amas y del cual te ha tocado surfear grandes olas y de cada reto sales con gracia e inteligencia’

 

 

‘No amor, la vida no es fácil, mas es cabronamente hermosa. Tú tienes un corazón muy determinado, una inteligencia aguda y un espíritu generoso. Estoy tan llena de ti, tan orgullosa de ti, de verte valiente construyendo una identidad amorosa, alegre, fuerte y comprometida. Constanza, mi Constanza mi niña, mi ternura, mi cielo, mi corazón, mi todo y sin embargo eres tuya; tanto como cuando decides trepar una ola y hacerla tuya, dominar el horizonte, retar la energía del agua y realizar tus anhelos ’, es parte del hermoso mensaje que Edith le dejó a su niña.

 

 

‘Eres una niña hermosa, sólo puede decir gracias por permitirme se tu madre, velar tu sueño y ver en tí el milagro de la vida. Cons tomadas de la mano recorramos el mundo, al fin y al cabo somos polvo de estrellas. Te amo pequeñita’.

Edith Gonzalez murió el jueves pasado. Una noticia que conmovió a todo internet.

Una de las dudas y especulaciones es sobre quién será el responsable de Constanza Creel. Según fuentes, será el hermano de Edith González, Víctor Manuel González. Cabe destacar, que la joven tiene una relación prácticamente nula con su padre, Santiago Creel, así que será el tío quien tendrá la tutela de la menor.