Ante la gran variedad de yogurt que encontramos en los supermercados, es común que las madres nos sintamos abrumadas e inseguras al momento de elegir cuál es el mejor…

Por Elimar Asuaje – @mamaencontexto

Y es que no debemos dejarnos llevar por el precio, ya que no necesariamente el más caro es el más recomendado para nuestros niños.

Lo primero que debemos tomar  hacer es revisar que la etiqueta es que diga «Yogurt Natural sin Azucar». Y luego, hay que ver principalmente 2 cosas: la tabla nutricional y los ingredientes.

En la tabla nutricional es recomendable que los azucares estén en proporción 5gr/100gr, ya que sin el porcentaje sobre 100 es más de 7 u 8 , este producto es considerado dañino para la salud de nuestros niños.

Según los expertos en teoría nuestros hijos pueden consumir yogurt desde los 6 meses de edad, pero la mayoría de estudios sobre el tema recomienda esperar hasta los 9 o 10 meses.

El yogurt no es un alimento obligado en la dieta de los niños, sin embargo, es saludable y puede además ser una buena opción de desayuno, acompañado por fruta y avena. Es un sustituto perfecto que pueden disfrutar aquellos que no son amantes de la leche.

Si te gustó esta nota, sigue a Elimar en sus redes sociales aquí y disfruta de todo el contenido que tiene para ti en @mamaencontexto