La boda es el momento mágico que unen a dos personas que quieren pasar el resto de sus vidas juntos; pero para este memorable evento del cual hacemos partícipe a nuestros seres más cercanos deseamos dejar en las memorias de los invitados un efecto WOW.

Por Miriam Martínez – @Spectrum.audiovisuales 

Para que las personas en un evento sientan este efecto es muy importante conocer si estará en un lugar abierto o cerrado, los espacios esto ayudará a darle al cliente un par de ideas para la iluminación que la luz hace sobre nuestros sentidos. Dependiendo de la iluminación de un lugar, percibimos las cosas de una manera distinta. Las texturas, los colores, los sabores y los sonidos están conectados a la luz.

Los colores representan una identidad o un mensaje específico. Muchas personas les gusta resaltar en sus eventos los follajes, hacer más iluminadas las entradas, lo bueno de los colores es que todos los podemos usar así que es algo que debe ser decidido durante la fase de planificación para llegar a crear el impacto y efecto WOW que queremos hacer llegar a nuestros invitados.

 

Entre los colores más utilizados están:

Ambar: 

También conocido como el color fuego siempre otorga cierta magia a los momentos íntimos y el hecho de estar fuera de su hogar, en un sitio especial.

Rojo:

Representa la calidez es el color de la pasión por excelencia, pero no solo eso. El rojo está muy asociado con el optimismo y el ambiente festivo, con lo que si quieres conseguir en la ambientación de un evento transmitir diversión ,amor y pasión, el rojo es tu color.

Fucsia:

Trasmite sensación de vitalidad y entusiasmo. Actualmente es muy utilizado para crear efectos audaces, dramáticos e individualistas. Por tener algo de rojo en su composición tiene la misma energía sin ser tan agresivo. Ademas la presencia de algo de azul le da el efecto femenino. ¡Es un color vibrante! Maravilloso para trasmitir esa energía del día de tu boda siendo femenina. Ademas, el contraste de tu vestido blanco con las flores y decoración fucsia es increíble, resaltara cada detalle en tus fotografías llenándolas de color y vitalidad.

Amarillo:

Se puede resaltar que el color amarillo es uno de los más prohibidos en gran cantidad de eventos, como por ejemplo el teatro, ya que, según muchos, evoca la mala suerte. Por el contrario en otro tipo de eventos el amarillo es una buena manera de conciliar calidez, optimismo confianza, autoestima, fortaleza emocional, amabilidad, creatividad. 

Azul:

Es el color más beneficioso, ya que éste ayuda a mejorar la imaginación y ser más creativos. Además de ello, evoca tranquilidad y confianza a partes iguales, siendo un color muy propicio para eventos más íntimos y personales, en los que sea necesario transmitir lealtad, fidelidad y mucha confianza a los asistentes.

¿Cuál de estos elegirías?

Spectrum puede asesorarte en todo lo que corresponde a iluminación de tu boda. Síguelos en su Instagram aquí.