Pues es muy fácil saberlo… Los niños de la generación M son los que no superan los 10 años. Están en plena evolución y desarrollo, desde el punto de vista evolutivo son niños con capacidades cognitivas, emocionales y del lenguaje propias de su edad, pero al parecer super desarrollados en el mundo de la tecnología, redes sociales e Internet.

Por Anna Andreatta, Psicopedagoga esppecialista en desarrollo infantil – @annaandreatta

Tienen acceso a técnicamente: EL MUNDO, a través de, Internet, SMS, Smartphones, MP3 o MP4, Facebook, YouTube u otras; además de las consolas actuales. Son los chicos del mundo, pero dentro de una habitación.

Suelen resolver todo a través de la tecnología, dudas, preguntas, comunicación y necesidades. La tecnología pasa a ser la fuente primaria de TODO. Me da amigos, diversión, información y hasta me trae comida.

Adoptaron la tecnología como primera instancia, gracias a eso suponen que logran muchas más cosas al instante, creen que todo está: EN UN APARATO. Esto los ha llevado a ser Multitasking, niños multitareas, es decir tienen la posibilidad de hacer varias tareas al mismo tiempo, y esto básicamente es debido a la relación con la tecnología. Son los que encontramos haciendo de manera simultánea varias tareas al mismo tiempo.

¿Hasta ahora todo suena muy bien?

Sin embargo, hay estudios neurológicos y psicológicos, que explican, que nuestro cerebro no está capacitado para hacer bien dos cosas a la vez, por lo que se advierte del problema de los niños multitarea. No es recomendable colocar a los niños en escena cada vez más frecuentes de saturación tecnológica, donde, por ejemplo, hacen tareas y a un mismo tiempo actividades en celular, la tableta, computadora, televisión y demás.

Los multitasking generalmente tiende a desarrollar déficits de atención, pues su cerebro no sabe a qué estimulo debe prestar atención sostenida para que sea significante. Por lo que se sugiere a los padres hacer uso racional de la tecnología.

Es muy importante resaltar que la tecnología NUNCA sustituye las relaciones personales de interacción entre seres humanos, eso se debe cuidar muchísimo, Las experiencias multisensoriales que da un parque no se adquieren en una consola. Un abrazo y un beso no se sustituyen con un globito o fuegos artificiales cuando ganan en un video juego, y no hay sustituto para un cuento del abuelo en vez de leer historia en Google.

Todo en exceso es malo, así que es tu responsabilidad como padres hacer el justo valor de lo adecuado, No permitas que la tecnología te sustituya.

Sigue a Anna en sus redes sociales aquí.