Desde muchas décadas atrás, los caballeros eran los encargados de buscar el sustento fuera de casa  y las damas mantenían la  gran tarea del cuidado y crianza de los hijos.

Por Aileen Castillo – @Aileenycg

Al pasar de los años, mujeres revolucionarias, capaces de realizar y obtener logros al igual que el sexo opuesto, han sembrado la semilla de la  igualdad de género en nuestra sociedad. Esto ha incrementado en la actualidad el éxito de grandes mujeres. Pero, ¿Cómo seguir germinando esa semilla en nuestras generaciones?, pues ¡fácil!

«La mayoría de los niños oyen lo que dices, algunos a veces hacen lo que dices, pero TODOS los niños hacen lo que haces»

El futuro de nuestra sociedad está en el enfoque de nuestros hijos, por lo que es de suma importancia enseñarles cada uno de estos aspectos.

Te comparto 5 formas de enseñarles a tus hijos desde pequeño la igualdad de género:

Como padres debemos proporcionar a nuestros hijos juguetes y libros donde las niñas y los niños sean superhéroes, tengan grandes aventuras y vistan con ropa que rompa con la vieja idea que la sociedad dicta. Esto ayuda a que los niños comprendan que ambos pueden ser capaces de hacer las mismas cosas sin discriminación alguna. ¡Ya sabes!, a contar un buen cuento donde puedas transmitir a tus hijos la igualdad de género.

Cambia el lenguaje al comunicarte con tus hijos de una manera equitativa, es decir, termina con la idea de porque las niñas todavía escuchan que son las delicadas, las que siempre están limpias, educadas y amables.

Y los niños todavía escuchan que son los más fuertes , veloces y juegan con carritos. Tenemos que romper con esa idea , sin dejar de tener cuidado en recordarle lo que es cada quién según su sexo.

Importantes son las referencias , es decir, discute con ellos los roles laborales masculinos y femeninos. Muéstrale  como una mujer es corredora de autos o un hombre puede ser aeromozo, y explicarle cómo pueden hacer ambos trabajos y por qué.

Aprovechen los momentos de enseñanza, por ejemplo, lo que siempre escuchamos cuando nuestro hijos comparten en grupo, un niño dice que una niña no puede jugar con los niños porque es un «juego de hombres». Enséñales que ese pensamiento es erróneo y tratemos de corregir a las personas adultas que aún lo hacen y lo transmiten.

Manejar nuestro comportamiento ante interacciones con niños y niñas, por ejemplo, si  un niño  y una niña se encuentra triste , consolarlos de la misma manera. Esto le ayuda a plasmar al niño, que ambos somos seres humanos que podemos tener sentimientos frágiles y fuertes en cualquier momento, equivocarnos al mismo nivel y superar nuestros miedos de igual manera.

Sigue a Aileen en sus redes sociales aquí:@escultorplastilina507 y @ayleenycg