La Tartamudez o Disfemia es una alteración del Lenguaje en dónde se interrumpe el flujo normal del habla. Un niño que tartamudea repite o prolonga los sonidos, las sílabas o las palabras. El tartamudeo es diferente de repetir palabras cuando se aprende a hablar.

Por Johana Hall Olivares –@cdcpanama

Es una afectación que tiene una mayor incidencia en los varones (cuatro veces más que en las mujeres), y se manifiesta normalmente entre los tres y los seis años. Cuando se inicia en la edad adulta suele estar relacionada con un acontecimiento traumático o una lesión en el sistema nervioso.

Existen distintos tipos de Tartamudez que son importantes considerar al momento de sospechar que su Niño puede presentarla, entre ellas están:

  • Tartamudez del desarrollo o evolutiva: Este es el tipo más común de tartamudez en los niños. Se presenta cuando un niño tiene entre 2 y 5 años de edad. Éste es el tiempo en que los niños están adquiriendo el lenguaje, lo que hace que muchas veces, quieran expresar muchas cosas a la vez y no saben exactamente cómo hacerlo. Así como, los órganos bucofonatorios (lengua, labios…) todavía no están suficientemente maduros, con lo que el lenguaje no se puede producir con toda la rapidez que el niño pretende.

Lee también: ¿Vasitos con o sin carrizo para bebés y niños?

  • Tartamudez neurogénica. La tartamudez neurogénica puede ocurrir después de un accidente cerebrovascular o lesión cerebral. Ocurre cuando hay problemas de señal entre el cerebro y los nervios y músculos involucrados en el habla.

 

  • Tartamudeo psicogénico. La tartamudez psicógena no es común. Puede suceder después de un trauma emocional. O puede ocurrir junto con problemas de pensamiento o razonamiento.

Cada niño tiene un desarrollo diferente. Un niño puede tener síntomas de tartamudez  que son parte de su desarrollo normal del habla y del lenguaje. Pero si los síntomas duran de 3 a 6 meses, puede que esté presentando una Tartamudez Evolutiva.

Usted como padre puede considerar si su Niño está presentando un periodo de Tartamudez al observar que:

  • Repite sonidos, sílabas o palabras, por ejemplo: “ssss-erpiente, ca-ca-Casa, por-por-por.”
  • Utiliza interjecciones como «mmm», por ejemplo: “voy … mm mm a comer …”.
  • Habla muy despacio o con muchas pausas.
  • Presenta un discurso detenido o bloqueado.
  • La boca está abierta para hablar, pero nada se dice.
  • Esta sin aliento o nervioso al hablar
  • Los ojos parpadean rápidamente al hablar.
  • Aumento del tartamudeo cuando está muy contento, ansioso o bajo estrés.
  • Tener miedo de hablar.
  • Muestra tensión de los músculos de la cara o el cuello al hablar.Lee también: ¿Son las terapias para niños una moda?

Si considera que su hijo puede estar presentando un episodio de Tartamudez es recomendable visitar a un Profesional del Lenguaje (Fonoaudiólogo) para que realice una evaluación y brindarle las ayudas a usted y a su niño.

Existen algunas recomendaciones generales que podría Usted como padre considerar para ayudar a su Hijo, como:

  1. Trate de hablar lenta y calmadamente con su hijo. Anime a todos los adultos en la vida de su hijo a hacer lo mismo.
  2. Trate de mantener un ambiente tranquilo, tranquilo en casa.
  3. Preste atención a lo que su hijo le dice, no a la forma en que lo dice. Esto requerirá que disminuya Usted la velocidad y preste mayor atención.
  4. No muestre impaciencia o irritación cuando su hijo le esté hablando.
  5. No ofrezcas sugerencias como «Habla más  lento» o «¿Puedes decir eso más claro?»
  6. Minimice las preguntas e interrupciones cuando su hijo le está hablando.
  7. Nunca le llame la atención sobre su forma de hablar.
  8. Trate de hacer tiempo cada día con su hijo.

Sabemos que te encantó esta nota… Si te gustó sigue a Joha en su Instagram aquí

¿Quieres saber y conocer las otras notas que Joha ha escrito? Haz clic aquí.