¿Trabajas en una oficina?, ¿Tienes reuniones a diario?, ¿No sabes que ponerte?, Entonces, has llegado al post correcto. Aquí te diremos los grandes SÍ y los NO de cómo llevar un look adecuado para la oficina y  con un toque chic, sigue leyendo.

Por Alexia Luciano – @withlovefromale

Primero que todo debemos definir el ¨Look corporativo¨. Lo más importante que debes saber, es que eres la cara de la empresa, debes crear un equilibrio entre cómo te ves, te maquillas y cómo te peinas.

¿Crees que es un poco aburrido vestir elegante y formal?  A lo mejor piensas que solo se puede vestir corporativo de negro o colores neutrales. Si es tu caso, te voy a dar algunos tips que puedes incluir y verte profesional sin llegar a ser aburrida.

  1. Opta por tejidos que se adapten al clima.
  2. Los colores vivos y los estampados son válidos siempre y cuando lo lleves en las prendas adecuadas.
  3. Las faldas y vestidos SON HASTA DOS DEDOS SOBRE LA RODILLA. Dile no a la minifalda.
  4. Los accesorios deben ser pequeños.
  5. Los zapatos cerrados con un tacón cómodo.
  6. Reloj en mano: Indica profesionalismo e importancia del tiempo ajeno.
  7. Los bobby pins con perlas: los hemos visto en todas las cuentas de Instagram, están muy en tendencia, todas las bloggers los usan, pero amigas estos no son accesorios serios para la oficina.
  8. Plataformas y sandalias: Enseñar los dedos en el ambiente laboral no esta bien, ese tipo de calzados son para ocasiones más informales y relajadas.
  9. Los escotes: UN ROTUNDO NO. Aunque la ropa no nos defina como muchos creen, el vestuario emite ciertas señales que muchas veces no son las que tú quieres proyectar, entonces evitemos ser juzgados sin necesidad.
  10. Las uñas, aunque esté de moda llevar diseños, uñas mega largas (al etilo CardiB), cabe destacar que para la oficina eso es un mega NO. Opta por colores naturales, claros o borgoñas, si estas viendo documentos tus manos son un punto focal importante.

        

¿Qué te parece si vemos dos ejemplos?

Para un almuerzo de trabajo

– Un vestido negro o el blazer a juego, siempre nos hará ver impecables, sobre todo si nos atrevernos al color, a incorporar modelos y texturas.

– Una falda lápiz color liso, con una blusa de seda color claro con aplicación en encaje opaco sugiere un look muy ejecutivo, exquisito, femenino y sensual.

-Un pantalón chino color neutral, más un blazer estampado con flores o geométrica y una blusa o top con uno de los colores del blazer.

– El calzado debe acompañar el estilo, formal y actual. Con un par de zapatos stilettos de no más de 4 cm quedarán bien.

– La cartera y los zapatos no es necesario que combinen entre sí, siempre y cuando estén muy bien integrados al resto del outfit.

Para un cóctel

A diferencia del vestuario para un almuerzo formal de negocios, el look para ir a un cóctel o un after office es más relajado, menos serio y se puede jugar con las estampas o los colores en un sólo outfit. Se recomienda que escojas una pieza como punto focal: la blusa, una pachmina, un accesorio, la cartera o los zapatos. La elegancia nunca debe faltar.

– Los tonos de la ropa no deben competir entre ellos.

– Los jumpsuits siempre son una solución para estos eventos. De cómo mezclas las texturas y el uso de los diferentes tonos dependerá mucho si luces o no sofisticada.

– Un vestido siempre es una buena solución si se aplica cierta creatividad a la hora de llevarlo.

– Un jean con una blusa transparente, más stilettos o sandalias con brillo moderado, más un sobre de color es una opción muy chic.

– Puedes jugar con los accesorios, los de colores vibrantes y con brillo y los de metal plateado y dorado son los indicados. Aros, anillos, son ideales para esta ocasión, ya que se necesitan las manos libres.

Con está mini guía puedes lograr looks de éxito sin mucho esfuerzo y respetando los protocolos de lo que es trabajar en el corporativo empresarial.