Como mujeres vivimos rodeadas de varios prejuicios algunos de ellos elaborados por nosotras mismas, que si somos demasiado delgadas, demasiado gordas y ni se diga de nuestra vagina.

Cuidar nuestra vagina puede parecer un trabajo de tiempo completo. Debemos usar la ropa interior adecuada, evitar los jabones perfumados, recortar el vello púbico y visitar al médico regularmente. Y eso todavía no garantiza que tu vagina esté sana y feliz.

Y en esa búsqueda de salud y perfección surgió una nueva tendencia que usan las celebridades para cuidar nuestra zona íntima el vapor vaginal (también conocido como vapor yoni, v vapor, chai-yok o bajos) es el proceso de usar vapor para limpiar la vagina. Esto generalmente implica sentarse o ponerse en cuclillas sobre un recipiente con agua que contiene una variedad de hierbas (como romero, albahaca y artemisa) y aceites esenciales.

Este tratamiento alternativo se usa para curar o prevenir muchas dolencias diferentes, como calambres, flujo vaginal y distensión abdominal. Algunos defensores dicen que incluso puede mejorar su fertilidad, aliviar las molestias postparto y regular su período.

Algunas de las personalidades famosas que se han asociado con el vapor vaginal:

  • Gwyneth Paltrow

  • Chrissy Teigen

  • Lucy Hale

  • Khloe Kardashian

  • Getty

  • Beneficios del vapor vaginal

Según los defensores del vapor vaginal, el tratamiento viene con muchos beneficios. Estos supuestos beneficios incluyen:

  • Reducción de calambres menstruales, hinchazón y sangrado abundante.

  • Mejora la fertilidad y regula los ciclos menstruales.

  • Disminución del estrés y la ansiedad.

  • Curar la sequedad vaginal

  • Sanando el sistema reproductivo después del nacimiento

  • Liberación de toxinas desde el útero y el cuerpo.

  • Reducción del flujo vaginal y tratamiento de infecciones.

Además de los beneficios físicos, el vapor yoni también tiene beneficios emocionales y espirituales. Toneladas de mujeres vaporizan sus vaginas para aprovechar su «potencial femenino», liberar emociones negativas y conectarse profundamente con sus cuerpos.

El vapor vaginal, aunque suena fascinante y divertido, podría no ser la mejor idea para su vagina. Si tiene algún problema como calambres excesivos o flujo vaginal, su primer paso debe ser consultar a un médico, no ponerse en cuclillas sobre un tazón de hierbas humeantes.