¡No te imaginas lo que hacer esta nota, que vas a leer, significó para mi! Después de conocer a Floribeth Campos y entrevistarla, tuve una larga reflexión en mi mente. Y es que vengo atravesando situaciones que a veces me afligen y bajan mi estado de ánimo, sin embargo, a veces necesitamos escuchar otras historias de vida para darnos cuenta que el solo hecho de respirar ya es un milagro y con eso es suficiente para estar agradecidos.

Por Natalia Duarte – @Masnaturalpty

Hace, más o menos 3 años entrevistamos a Floribeth, una mujer que, en aquel entonces, enfrentaba con optimismo el cáncer de mama y llevaba apenas la mitad de su tratamiento. (aquí te dejamos el link) Pues hoy,  nuevamente tenemos la fortuna de hablar con ella. 

 Sin duda, este es un hermoso testimonio de vida que estoy segura tocará tu corazón y si hoy estás atravesando por una situación similar, espero llegué a ti esta nota y sepas que ¡tTÚ TAMBIEÉN PUEDES ganar la batalla, siempre de la mano de Dios!

Te presento a Floribeth Campos de Finizio, una guerrera de vida que salió victoriosa de un cáncer de mama. Es la segunda de 5 hermanos y tiene 44 años, casada desde hace 24 años y madre de 3 hijos: Gianfranco de 22, Giuliano de 17 e Isabella de 10. En su área laboral lleva 20 años trabajando en temas de logística, agencias de carga y actualmente se desempeña como gerente de aduanas, en una compañía de corretaje de aduana.

Amigable y extrovertida, le encanta compartir con otros y es muy sociable. Adicional de su parte social es una mujer muy espiritual y dice que Dios es lo más importante en su vida. Fue diagnosticada con cáncer de mama en etapa 2 en mayo de 2016 y esta situación en su vida le dio un giro 180 °. “Me hizo sacar la guerrera que había dentro de mí”, manifestó. También nos cuenta que se ha convertido en una mejor persona.

Navega junto a otras mujeres para apoyarse

Actualmente inició el primer equipo de sobrevivientes de cáncer que reman en bote dragón y esto le ha ayudado a mantener su salud y la de sus compañeras, no sólo física sino mentalmente. “Este deporte te enseña el significado del trabajo en equipo, la colaboración y la unión, somos 12 personas en un bote, siempre me ha gustado el deporte pero he encontrado una pasión en el remo”, expresó. 

¡No te pierdas este vídeo! Aquí podrás conocer y ver de qué se trata el remo en bote dragón que ha generado en Floribeth una verdadera pasión. «Hacer las cosas que te gustan y te hacen feliz es lo que te ayuda a seguir adelante a pesar de que las cosas que se nos presenten no sean fáciles”, expresa.

Y… ¿cómo está la vida actual de Floribeth? ¡esto nos cuenta!

 ¿Cómo cambio tu vida con la enfermedad?

Floribeth en el 2016 cuando llevaba la mitad de su tratamiento contra el cáncer.

R/. Pues soy la misma, pero mejor. Al menos eso trato… mis prioridades cambiaron, primero está Dios, luego mi esposo, y después mis tres hijos, ya sigue luego lo demás…ahora trato de sacar algún tiempo para mi.

¿Cuáles son los aprendizajes más relevantes que tienes ahora después de esta experiencia? 

R/. Que hay que valorar hasta las pequeñas cosas que nos da la vida porque siempre habrá altos y bajos así que toca aprovechar cada momento.

¿Qué le dirías a otras mujeres, que se encuentran en la situación que tu pasaste? 

R/. Que las cosas tienen un tiempo y los tiempos mejoran, hay que tener fe, que luego de la tormenta sale el sol; cuando te das cuenta, ya todo paso y tu vida sigue normal.

¿Cuál crees que haya sido el propósito de todo este proceso que viviste?

R/. Sacar una mejor versión de mi.

¿Cómo fue tu relación con Dios durante el proceso de tu enfermedad? ¿Le reprochaste, aceptaste?

R/. Lo acepté y tomé a Dios como mi fortaleza y mi escudo para poder vencer la tristeza y el dolor. Sin la fe, el proceso hubiera sido mucho más difícil.

Entendiendo que eres una guerrera y que has tenido que pasar por situaciones difíciles pero no imposibles, ¿tienes algún miedo hoy en día que puedas albergar en tu mente o en tu corazón? 

R/. En realidad uno de los miedos que siempre pasan por nuestra mente es no tener la fuerza para luchar si nos vuelve a atacar la enfermedad, pero creo que Dios me ha dado la fe de mantenerme positiva. Y si, el día de mañana, no es tan soleado como hoy pues tendré que aceptarlo con valentía y dar la batalla. Algo que si me da miedo es no dejar un legado, quiero que la gente me recuerde más por lo que di que por lo que recibí.

¿Qué te motivó a liderar un grupo de mujeres deportistas? 

R/. Siempre me ha gustado estar activa y tener un por qué, es lo que nos mueve hacia adelante, siempre quise tener un grupo de apoyo ya que no hay nada mejor que compartir con otros y sobretodo si todas hemos pasado por situaciones similares, eso nos hace tener mucho en común y hablar el mismo idioma…lo mejor fue salir de la vida sedentaria en la que estábamos y refugiarnos en el deporte

¿Porqué el remo? 

R/. Porque este deporte no tiene impacto, promueve el trabajo en equipo y sirve para promover la salud y crear conciencia del cáncer de mama. Que este deporte sea llevado a cabo por las mujeres que han tenido cáncer, nos da un mensaje de esperanza y apoyo. Queremos cambiar la actitud hacia “la vida después del cáncer de mama”, y al estar apoyando a las mujeres a vivir sus vidas de forma activa hace una diferencia física y mental para cada una de las integrantes del equipo.

¿Qué mensaje te gustaría dejarle a cada mujer que te está leyendo en este momento?

 

R/. Que no se den por vencidas, siempre vendra un dia mejor y que debemos tener algo que nos mueva para salir adelante. demostrarnos a nosotras mismas y a los demás que “sí se puede” y que busquemos poner un granito de arena para que este mundo sea un lugar mejor.

En la vida tendremos aflicciones y pasaremos por procesos, unos más difíciles que otros, pero al final si tu fe y actitud es más grande que el problema, ¡saldrás victoriosa!