Me preguntan a diario: ¿Tu hija toma sodas o refrescos?

Si me conoces sabes que promover una  alimentación infantil saludable es mi prioridad en este momento.

Por Paula de Lima –@themomexperience

Mi hija Ana Paula de 2 años y 11 meses no toma sodas o refrescos y el consumo de azúcar es  limitado. Y esto lo hago porque el azúcar es uno de los alimentos con mayor adicción y uno de los más perjudiciales, las sodas contienen muchas calorías y cero nutrientes indispensables.

 Mediante este post quiero crear conciencia sobre este tema y los riesgos de consumir este tipo de alimentos.

Lo primero es conocer las recomendaciones de ingesta de azúcar por la OMS:

1. Limitar el comsumo de productos con alto contenido de azúcar como: jugos, bebidas azucaradas, postres, etc.
2. 0 a 2 años la ingesta debe ser de 0.
3. En niños mayores de 2 años menos del 5% del consumo calórico total.

Es decir, mientras puedas retrasar la ingesta de azúcar mucho mejor, ya que el valor nutricional de está es 0.

Las sodas o refrescos son bebidas azucaradas la cual no aporta ningún beneficio a la salud.

El consumo excesivo de sodas puede ocasionar obesidad, caries dental y trastornos de sueño, cambios en la conducta de tu hijo.

Entonces nos hacemos la pregunta: ¿De verdad mi hijo necesita consumir sodas o refrescos?.

• Bebés entre 0 a 6 meses: sólo deben tomar leche materna o fórmula.
• Bebés entre 6 a 2 años: sólo deben tomar leche materna y agua.
• Niños de 2 años en adelante: Sólo deben tomar agua.

En consulta odontológica tuve la oportunidad de rehabilitar niños entre 2 a 5 años con problemas serios de caries dental debido a una alta ingesta de bebidas azucaradas y una dieta alta en harinas refinadas donde los vegetales y frutas no tienen prioridad.

Como mamá Odontólogo y asesora de alimentación complementaria lo importante para la salud de tu hijo es mantener una dieta equilibrada donde exista una rotación de alimentos.

Un plato balanceado donde encuentras frutas, vegetales, proteinas, carbohidratos y grasas saludables. Es lo mejor que podemos ofrecerle a nuestros hijos.

Para evitar que nuestros hijos desarrollen una dependencia a estos productos azucarados lo mejor que podemos hacer es NO OFRECERLOS, siempre hago enfasis en esto, los bebés tienen las papilas gustativas completamente virgenes, aprovecha esto para que aprenda a disfrutar de los sabores naturales de los alimentos.
Si en casa no compran sodas o refrescos tu bebé no tendrá porqué pedirlo ya que será algo completamente desconocido para él.
Me he encontrado con personas que consideran que una infancia sin azúcar no es una infancia feliz, pero es que tu hijo para ser feliz no necesita de un alimento azucarado, necesita de ti, de tu compañía y de tu amor.
Si deseas aprender recetas saludables para bebés visita mi pagina web y descarga mis ebook gratuitos de recetas.
Me despido con un gran abrazo
Paula.