Princesa Diana: así fue su último día de vida, no iba a ir a París, lugar donde murió.(Agencia AFP)
 

Este fin de semana se cumplirán 22 años de la muerte de la Princesa Diana. Aún hay varios misterios en torno a su muerte y hoy recordamos que así fue su último día de vida, no iba a París, lugar donde murió. En realidad, ella buscaba reunirse con sus hijos en la región de Balmoral, curiosamente el lugar donde hoy se encuentra el Príncipe William con su familia.

Sí, lo único que la Princesa Diana deseaba era estar de nueva cuenta con el Príncipe William y el Príncipe Harry, pues contrario a lo que muchos decían, sólo tenía seis semanas con Dodi al-Fayed, aún no había decidido el rumbo de su relación y lo único seguro en su vida era el amor por sus hijos.

¿POR QUÉ VIAJÓ A PARÍS?

Paul Burrell, quien fuera mayordomo de la Princesa Diana, reveló para el documental de Amazon Prime “La historia de Diana”,  que habló con ella antes de que la Princesa partiera a París con Dodi al-Fayed.

Días antes, la Princesa Diana había pasado una temporada en el yate de la familia al-Fayed con su pareja y sus hijos, los paparazzis los habían acechado. Luego de que el Príncipe William y el Príncipe Harry volvieran a casa con su padre, el Príncipe Carlos a Balmoral, ella también deseó volver a casa, cerca de ellos.

Todo estaba listo para que la pareja volviera al Reino Unido, pero se vieron forzados a realizar una parada de negocios en París. La Princesa Diana nunca quiso ir a la romántica ciudad, pero le aseguró a Paul Burrell que era la única forma de volver a casa, en el avión de la familia al-Fayed.

En el documental, Paul Burrell reveló : “Le pregunté a la princesa que cuándo vendría a cama, y me dijo que el domingo, que estaba aburrida, que estaba en el yate que era muy frío en la parte de abajo y muy caliente en la cubierta, aseguró que necesitaba volver a casa, pero la única forma era en el avión de los al-Fayed”.

Burrell agregó que la misma Princesa Diana afirmó que Dodi era muy espléndido con ella, muy consentidor, que le había dado una gargantilla, aretes, un reloj. Tiempo después se supo que en su último viaje a París Dodi al-Fayed también le había comprado un anillo, con valor de 11,600 libras esterlinas, pero que no era de compromiso.

La Princesa Diana tenía poco de haber terminado su relación con el doctor Hasnat Khan, de quien se había enamorado perdidamente. A pesar de salir con Dodi al-Fayed, aún no había llegado al grado de pensar en una vida juntos, era poco tiempo para sanar y emprender ese camino de nueva cuenta.

EL TRÁGICO DESENLACE

Lo que sería un pequeño viaje de negocios para Dodi al-Fayed se convirtió en los últimos días de vida de la pareja. Precisamente el viaje se dio por tener que interrumpir sus vacaciones en el sur de Francia gracias a la presencia desmedida de los paparazzis. La pareja se instaló en el hotel Ritz, donde entraron por la puerta trasera para evadir a la prensa.

La Princesa Diana y Dodi al-Fayed iban a cenar en el reconocido bistrot Chez Benoit, pero por la forma en que la prensa los seguía decidieron hacerlo en el hotel, pasaron poco tiempo en el departamento de Dodi al-Fayed cerca del Arco del Triunfo, pero para regresar a él debían burlar nuevamente a los paparazzis.

Tras la cena, dos autos simularon partir con la pareja. La Princesa Diana y Dodi al-Fayed partieron en un tercer auto tras salir por la puerta trasera pero fue imposible engañar a la prensa y entonces inició la persecución que acabó con sus vidas.

Luego de que el auto donde viajaba la pareja se estrellara en un túnel, el chofer y Dodi al-Fayed murieron instantáneamente. La Princesa Diana agonizaba y tardaron una hora en sacarla de los restos del auto, pero sus heridas internas eran muy severas y aunque llegó al hospital Salpetiere con vida, fue imposible salvarla.