La curiosidad en los niños es algo natural y parte de su crecimiento esto les ayuda a aprender nuevas cosas. Los adultos bromeamos y reímos de las cosas que hacen con tal de satisfacer su curiosidad.

Por Nathalie Pinzón – @nathalieitej

Nuestra reacción cambia al darnos cuenta que tienen curiosidad  por sus partes intimas, nos preocupamos y hasta nos alarmamos. Seguro te has preguntado más de una vez ¿Cuándo  comienza a suceder esto en los niños?  Y otra pregunta que no dejamos atrás es: ¿qué vamos a hacer cuando ese momento llegue?. Pues nos resulta difícil comprender   la conducta sexual de los niños y aun mas el hablar con ellos del tema.

Permíteme explicarte que  es totalmente normal y natural que los niños desde los seis meses comiencen a tener curiosidad por su propio cuerpo. Pero es desde los 2 años hasta  los 6 años  cuando se comienzan a ver marcadamente sus inquietudes, conductas y curiosidades por sus partes intimas.

Probablemente comiencen a explorar y buscar respuesta a sus curiosidades por medio de  tocarse, halar, frotar, rozar, frotar  o  ver sus partes intimas, y seguro comenzaran a hacerte muchas preguntas.

Por eso compartiré algunos consejos contigo:

Usa lenguaje apropiado

Ya es hora de que dejemos de hablarle a los niños con los típicos términos (pajarito, conejito) Los mismos son diminutivos o que según nosotros son graciosos.  Esto provoca en los niños más confusión, A los niños se les debe hablar  de manera sencilla y clara, acorde a su edad. No necesitas dar demasiados detalles o por otro lado estar con el ocultismo, no seamos extremistas.

Presta atención 

Es importante que como padres tengamos cuidados, pensemos por los niños y seamos precavidos. Hay conductas totalmente normales pero  tienen sus limites, si rebasan los limites  hay que prestar mas atención.  Las conductas normales generalmente no son frecuentes sino exporadicas. Por ejemplo:

  • Curiosidad por ver a otros desnudos.
  • Querer tocar sus genitales o los de otros.
  • Hacer preguntas como de ¿dónde vienen los bebes?

Si ya las conductas son demasiado frecuentes seria buena que consultes a un especialista para que pueda ayudarte.

Refuerza  Valores

Siempre es un buen momento  para reforzar o hablar con tus hijos sobre los  valores. El respeto  a si mismo y a los demás es fundamental. La confianza  para que pueda contarte las cosas que le suceden.

Haz diferencia entre lo bueno y lo malo

Debes establecer reglas y hacerle entender al niño sin regañarle o castigarle  por su curiosidad. Explícale  que algunas cosas se hacen en privado  y no en publico porque a las personas no les agrada. Que no debe  mostrar sus partes intimas o genitales a los demás, ni tocar las de otros. También  háblale de que es normal tener curiosidad pero eso es privado.Esto ayudara a evitar problemas en la escuela o con otras personas.

Espero este articulo sea provechoso para ti que estas en esta etapa con tus niños. Tómalo con calma  y disfruta cada momento pues los niños crecen pronto.

Si te gustó la nota, sigue a Nathalie en sus redes sociales aquí.