Aunque es algo que no todas sabemos, nuestro ciclo menstrual nos ayuda en nuestra productividad. Para eso es importante que comencemos a sanar nuestras creencias con respecto a nuestra feminidad y nuestra conexión con nuestro cuerpo.

Por Laudy Sarli – @laudysarlilove

Recuerdo cuando era más joven y me preciaba de no sentir nada de mi ciclo menstrual, de no notar ninguna diferencia o cambios en el mes y de ser casi como un hombre, que orgullo antes y que vergüenza ahora…

Por supuesto que no sentía nada, estaba totalmente desconectada de mi ciclo, de la bendición que significa sangrar y por ende de mi propia feminidad. Confieso que me parecía bastante inoportuno ese momento del mes y lo veía algunas veces hasta con asco. Para ese momento no sabía nada mejor.

Durante nuestro ciclo menstrual, los ovarios desprenden un folículo ovárico maduro, que desprende un ovocito y las trompas son el canal que lleva ese ovocito al útero ya sea para implantarlo si está fecundado o para desecharlo con la menstruación si no lo está.
Conociendo nuestro ciclo podemos aprovechar mejor las potencialidades que nos ofrece y organizarnos para nuestro beneficio.

Funciona así:

Durante la menstruación (Día 1 al 5) es mejor hacer trabajo de introspección, bajar las revoluciones, escribir pues estamos en modo de conservar energía y podemos estar más cansadas de lo habitual. Probablemente, no te sientes tan creativa…

Fase folicular (6-12) es como la primavera, tiempo de creación, los niveles de estrógeno comienzan a subir porque se empiezan a madurar óvulos. Tiempo perfecto para planificar, tomar acción, probar cosas nuevas, conectar con tu visión y objetivos.

Ovulación (13-18) los niveles de estrógeno están al máximo, tiempo de jugar, conectar y divertirse, tu piel se ve maravillosa y tus habilidades sociales están al máximo.

Fase lutea (19-28) vuelven a caer los niveles de estrógeno y es momento de bajar la velocidad de nuevo. Buena oportunidad para hacer trabajos enfocados, hacer cuentas, meal prep para el mes, poner tu vida en orden.

Si quieres saber más sobre cómo conectar contigo,  con tu cuerpo y con tu pareja, te invito a mi Instagram.