Es probable que la palabra adolescente por sí misma cause un poco de stress para los que somos padres… Es de esas etapas para la que no nos preparamos, por lo general nos sobre informamos para el  baby shower, para la llegada del bebe, nos asesoramos en la decoración, luego asistimos a las terapias de lenguaje, alimentación, fotos de cada mes y ni mencionar el primer cumpleaños. No obstante,  pocos nos preparamos para ver a nuestros bebes crecer, tener sus propias opiniones y empezar debates y sustentación de nuestras reglas, decisiones o restricciones.

Por Mayuly Gonzalez – @mayulygonzalez8

La adolescencia es un procesos que se experimenta diferente en cada hogar, cada niño es particular y en su adolescencia influye el carácter, la educación que haya recibido y su entorno, de esta misma manera será la forma en la que debemos corregir.

En lo personal, voy por mi segundo adolescente en casa y lo que me ayudó con uno, no se me puede ocurrir aplicar con el otro, porque tienen personalidades diferentes. Sin embargo, he hecho una breve lista de algunos detalles que pueden ayudar, como regla general, sin depender de características específicas.

Toma nota:*

*No debemos llamar la atención ante ningún hecho, sin tener un relato real o la certeza por los que harás el regaño. Debemos aprender a escucharlos, que no se confunda con dejarnos manipular.

*Evitar a toda costa hacer llamados de atención delante de otros, que estés enojada, no significa que debes lastimarlo.

*Los castigos son el mejor de recurso, pero deben estar acompañados de un real cumplimiento (a veces se nos olvida el castigo a nosotras mismas, me ha pasado)

*La realidad es que a veces perdemos el control, ya sea con gritos u ofensas, somos humanos y nos podemos descontrolar, si esto sucede, asegúrate de hablar con tu hijo después de la situación.  Ya sea que debas pedir la disculpa o no, puede ser que estas muy enojada, porque fue grave la razón del disgusto, es importante aclarar que te pasaste en la dosis de regaño.

Acabo de hacer mi estudio de mercado (jajaajajaja) una encuesta en casa y uno de mis hijos recuerda que he pedido disculpas y el otro no, este último  lo voy a ignorar, pero te aseguro, que conversar después de un mal momento ayuda a aclarar situaciones y ayuda a  buscar compromiso para que no repitan los hechos.

Te regalo un fuerte abrazo, recuerda que puedes seguirme en @mayulygonzalez8 y si quieres compartir anécdotas de tus teenager o desahogarte, también podemos tomarnos un café.

Mayuly