Desde que soy mamá eso de escapar no ha sido una opción dentro mi agenda.  La vida se torna más fascinante al incorporarme en las actividades que mi hijo puede realizar.

Por Kathy Villaverde – @yosoykathyvillaverde 

Por ende, si me preguntas dónde podemos escapar surgiría una lista de 5 lugares que funcionan como muy buena terapia para ambos, y sé que para ustedes también lo serán.

El jardín de tu casa

Puede ser uno de los mejores lugares para crear el ambiente perfecto sin salir de casa. Construye un huerto. Ensúciense las manos. Descubran las diferentes texturas y mójense con el agua que sale de la manguera. Quítense los zapatos, caminen descalzos sobre la grama, cierren los ojos y disfruten de “la geosmina”, una fragancia inolvidable.

Al despertar los sentidos tu mente, y todo tu cuerpo podrá alcanzar niveles de estimulación que atraerán bienestar a tu ser y causará un efecto multiplicador positivo a los que te rodean.

Crea un “play list” de canciones y sube el volumen de la radio.

Baila con los tuyos. Haz que tu casa se convierta en un salón de baile. La musicoterapia debe estar presente en nuestras vidas. El poder de las melodías acariciará todo tu entorno y sentirás calma al dejarte llevar por cada una de las notas de las canciones.

Disfruta de un café a solas

Si eres una mamá que trabaja fuera de casa escoge un día de la semana y sal una hora antes de lo normal para que disfrutes de un café o de mi bebida favorita un “Chai Tea” en algún coffee house camino a tu oficina.

Por lo general, estos establecimientos colocan música relajante y al detenerte a observar el entrar y salir de personas durante la mañana, aportará a tu día una carga de energía indescriptible.

Te puede interesar: Esto cuesta la mejor taza de café de Panamá 

Mírate al espejo

SI, en muchas ocasiones simplemente debes recordar que eres un ser único e irrepetible. El observarte y tener presente que eres especial atraerá a tu mente estímulos que dibujarán sonrisas en tu rostro. Atrévete a escapar dentro de ti. El mundo es más interesante en tu interior y si te concentras escapas sin huir.

El sonido del mar

Y termino esta lista con mi lugar ideal, la playa. El vaivén de las olas, la frescura de la brisa, el poder del sol y el encanto de la arena hacen que todo en su conjunto se convierta en el mejor lugar para escapar. Cinco minutos en este sitio y adquirirás todo lo que necesitas para que tu cuerpo se renueve. El mar definitivamente es magia.

Si te gustó esta nota, sigue a Kathy en sus redes sociales aquí y comparte muchas experiencias con ella de este mundo tan apasionante y difícil de la maternidad.