Kim Kardashian ha vuelto a abrir el baúl de los recuerdos para mostrar a sus 148 millones de seguidores una curiosa fotografía de hace dos décadas, concretamente de cuando tenía tan solo 18 años.

«La vida sencilla. Tenía 18 años aquí. Khloe y yo conducíamos hacia Arizona para visitar a Allison y Kourt«, ha escrito la empresaria para acompañar una fotografía que ha provocado un sinfín de comentarios destacando el gran cambio físico que ha sufrido la celebridad estadounidense.

A menos de un mes de alcanzar los 39 años, Kim ha recordado una imagen en la que aparece sonriente a bordo de un coche, con un aspecto totalmente natural y escaso maquillaje, algo impensable en las publicaciones que realiza en la actualidad. Y no solo su físico ha sufrido una importante evolución, sino que también lo ha hecho su estilo, su forma de vestir y su manera de posar, todo ello hasta convertirse en una de las personas más influyentes de todo el planeta.

La publicación cosechó más de dos millones de likes en apenas unas horas, demostrando el poder que tiene la más famosa de las Kardashian en Instagram. Sus seguidores destacaron la ternura y la fragilidad que desprende su rostro en la fotografía, así como unas cejas más pequeñas y una sonrisa sincera que da a entender que ni siquiera estaba posando para la fotografía.

«Estás estupenda, probablemente porque sales natural» o «Baby Kim» fueron algunos de los comentarios que dejaron algunos de sus followers.

No obstante, lo que en la actualidad no tiene en absoluto Kim Kardashian es una vida simple.

Las grabaciones del programa que tiene con sus hermanas, los eventos a los que asiste con Kanye West, el cuidado de sus cuatro hijos, sus colaboraciones con marcas y sus propios negocios de perfumes, maquillajes y fajas, hacen que la vida sin preocupaciones se quedará en esa época, cuando era una joven chica de 18 años.