Si mis amigas, han leído bien, detox de pen-sa-mien-tos. Estando tan de moda los detox alimenticios, es preciso también hacer detox mentales.

Por Carolina Carreira – @carreira_caro

Imagina esto, hacemos detox después de un fin de semana de excesos de comida, hacemos detox cuando queremos deshacernos de unas libras de más, hacemos detox cuando queremos sentirnos con más energía, pero no hemos tomado en cuenta hacer un detox de pensamientos.

TÚ no eres solo tu cuerpo, eres también tu mente y tu espíritu y todas estas partes conforman el conjunto completo de tu ser.

Es igual de importante mantener salud mental, física y espiritual. No sirve de nada ser físicamente saludable si tu mente está en caos, o tu espíritu en negativo.

Detox Mental:

Es sacar los malos pensamientos acumulados en nuestra cabeza, ya sea hacia nosotros mismos o hacia otros. Muchas veces nosotros somos nuestros más crueles jueces y verdugos. Hacer una limpieza mental nos ayuda a equilibrar y balancear nuestros pensamientos para poder llevar una vida más pacífica, placentera y saludable.

Hagámos detox de pensamientos que nos restan vigor, energía, felicidad, armonía…

¿Qué simples cosas puedes hacer para comenzar un detox mental?

Hacer ejercicio. Esto hace que elimines estrés, y te liberes del recurrente cúmulo de pensamientos que te atacan a lo largo del día. Concéntrate en  realizar el ejercicio de manera correcta, en cada movimiento; concéntrate también en escuchar tu respiración y cada pulsación. Esto te mantendrá enfocado en cada detalle del ejercicio que realizas, y nos ayuda a dejar de pensar en las cosas que preocupan a nuestra mente.

 

Pasa tiempo en medio de la naturaleza. Conéctate con el medio ambiente, disfruta cada detalle que tus sentidos puedan captar, principalmente vista, oído, olfato y tacto; concéntrate en cada detalle que puedas apreciar y alejarás tu mente de tus constantes pensamientos.

 

LEE, no solo por cultura o alejarte del celular. Leer nutre tu mente, y si es un buen libro te mantendrá tan atento como si fuera la mejor serie de Netflix.

 

¡Escribe!, todo aquello que te molesta, amarga, preocupa, entristece o demás, plásmalo en una hoja con tu puño y letra, verás que mientras más escribas sobre algo que te atormenta, ese sentimiento se va debilitando al pasarlo de tu mente a la hoja. Léelo una semana después y verás que no sientes lo mismo que sentías al momento de escribirlo. ¡Si te encanta escribir, puedes unirte al grupo de colaboradoras de Así Soy Mujer! Si estás interesada, escríbenos a colaboradoras@asisoymujer.com 

Escucha música, aquella que te sube la energía y te pone feliz, o aquella música que te relaja y calma los ánimos y pensamientos. Busca tranquilizar tu mente y llevarla a un estado de paz, o simplemente ayúdate con la música a cambiar tus pensamientos por la letra pegajosa de una canción que te gusta.

 

¡Quítale espacio a esos pensamientos negativos! Estas son algunas cosas simples y básicas que te pueden ayudar a calmar tus pensamientos, y en la medida que más los practiques notarás como tus pensamientos negativos son menores y los pensamientos positivos son mayores.

No es fácil, es un ejercicio constante que debes hacer a diario para convertirlo en un hábito cotidiano.

Mente sana y Cuerpo sano, si eso deseas tener en este año, enfócate en la manera en que alimentas tu cuerpo y también tus pensamientos.

El ser humano como todo en la naturaleza debe evolucionar, mejorar, surgir hacia algo mejor. Alimentemos nuestro conocimiento de cómo convertirnos en mejores personas en cuerpo, mente y alma, y mantengamos una actitud positiva y menos negativa con otros y con nosotros mismos.

Si te gustó esta nota, sigue a Caro en sus redes sociales aquí