Cuanta «seguridad» y estatus nos da el dinero. Nos han hecho creer que es realmente necesario para vivir, nos sentimos en el aire cuando se está acabando la quincena y no nos han pagado nuestro sueldo. O, por el contrario, cuando somos emprendedores y las ventas bajan es cuando nos vemos más en la necesidad de desistir a nuestra idea de ser «emprender» y de ser nuestros propios jefes.

Esta semana me topé con una cruda realidad… En mi tarjeta solo habían $2,06 SI, así como lo ves. En mi billetera ni un centavo, porque no suelo manejar efectivo. Ah, y no tengo conmigo ni una tarjeta de crédito, ni cheques por cobrar, ni casas o bienes a mi nombre. ¿Así o más «acabada»?

Pero sabes, realmente en ningún momento me sentí «acabada» o en el aire. Tengo una hija y mi principal interés es que ella tenga TODO lo que necesita, es lo único que me preocupa.

Cuando eres emprendedora, a veces tener una estabilidad económica es difícil, por eso, es importante tener una amistad cercana con el dinero. Aprender a manejar situaciones extremistas: hoy tienes, mañana no tienes, te deben y no te pagan, de repente llega un trabajo sorpresa que te aliviana y así sucesivamente…

Si es tu caso, no te desesperes. ¡Es mi principal recomendación! Es importante que veas distintas maneras en donde puedas obtener beneficios monetarios para nuestras necesidades básicas de nuestro día a día o deudas por pagar.

Si te encuentras en una situación difícil económica, mira esto:

woman opened the purse is empty

-Cuando hagas el supermercado, se consiente y haz una lista. No compres marcas costosas, hazlo según tu presupuesto.

-Ponte límite de lo que vas a gastar y no te pases.

-Involucra a tu esposo, si es una situación de familia.

-Acepta ayuda. Tal vez tus padres o suegros se dan cuenta de tu situación y quieren hacerte el super o prestarte dinero, no lo veas con ojos de orgullo y si con mucho agradecimiento.

-«Esta situación NO será para siempre» repítetelo una y mil veces. Cuando estamos en las malas o en problemas, parecen eternos, pero no lo son.

-Cuando tengas prosperidad económica podrás manejar mejor tus fondos. ¡Tenlo por seguro!

-El dinero es necesario, pero NO LO ES TODO en la vida, hay cosas más importantes. Si tú estás bien, todo a tu alrededor estará bien.

El por qué del titulo es porque, aunque el dinero, me faltaba en ese momento, me sentía plena, agradecida por tener tanto y confiada en que pronto la situación económica que estoy pasando en estos momentos mejorará.