¿Qué tan bien te sientes cuando duermes acurrucada con tu pareja? Seguro te hace sentir segura, pero ¿nos creerías si te decimos que es mejor hacerlo con tu mascota? Específicamente tu peludo amigo de nariz fría. Un nuevo estudio afirma que es mejor dormir con tu perro que hacerlo con tu pareja.

Muchos dicen que no es saludable tener a tu perro tan cerca, que las bacterias que puede cargar además de bichos son malos para la salud, pero hoy, cuando hay mucha más conciencia sobre la importancia de dar buenos cuidados a perros, gatos y mascotas en general la historia cambia.

¿Tienes perro o conoces a alguien que lo tenga? Entonces esto es de tu interés. Un perro dormido no solo es adorable y te pone de buen humor, sino que te favorece en varios sentidos, esperamos que tu pareja no se ofenda.

EL ESTUDIO QUE LO AFIRMA

La investigación realizada por la Dra. Christy L. Hoffman, profesora de Comportamiento Animal, Ecología y Conservación en el Canisus College de Nueva York, analizó los hábitos del sueño para saber cómo afectaba los patrones de sueño de las mujeres cuando se dormía con una mascota.

Se encontró que dormir con un perro brindaba un sueño mejor y mucho más reparador que en las chicas que dormían con un gato o un ser humano. Esto fue porque los perros resultaron menos perturbadores, además brindan sentimientos de comodidad y seguridad, tal como cuando les abrazamos. Así le describieron las chicas que participaron en el estudio.

OTRO BENEFICIO DE UN COMPAÑERO CANINO: UNA VIDA MÁS LARGA

Por si todo eso fuera poco, también ha surgido un estudio que afirma que tener un perro reduce el riesgo de una muerte prematura hasta en un 24%, esa probabilidad se eleva al 31% en personas que ya sufrieron un infarto al corazón o un derrame cerebral.

El estudio fue publicado en el Diario de la Asociación Estadounidense del Corazón, organización que reúne a expertos en salud cardiovascular. La Dra. Caroline Kramer, endocrinóloga del hospital Monte Sinaí reveló:

Nuestros estudios encontraron que tener un perro protege contra diversas causas de muerte”.

La investigación se realizó a lo largo de casi 70 años y reveló que tener un perro se ha asociado con menores riesgos de enfermedades cardiovasculares. Se encontró que esta rutina en el hogar ayuda a reducir la presión arterial y reduce el estrés entre otros beneficios de salud.

Se contó con la participación de más de 3 millones 837 mil individuos.

Ahora lo sabes, contar con un compañero peludo es bueno en varios sentidos, incluída la salud, si habías esperado una señal para adoptar uno, quizá es esto que acabas de leer.