Un buen rendimiento en nuestro trabajo depende grandemente de la calidad del entorno laboral que nos rodea durante esa extensa jornada que forma parte del gran tiempo de nuestro día a día. Por lo tanto, es sumamente importante tratar de mantener un ambiente cálido, agradable y lo principal el respeto entre compañeros.

Por Aileen Castillo – @Aileenycg

Por lo que te recomiendo evitar algunos abusos presentes en el entorno laboral.

¿Qué abusos no debes permitir en tu trabajo?

BULLYING

A nivel laboral, el bullying abarca diferentes situaciones : el acoso, hostigamiento, intimidación o burla. Si eres eres víctima de bullying en tu trabajo ¿qué debes hacer?

Por lo general, las víctimas de este tipo de acoso son empleados que sobresalen por sus actividades desempeñadas. Las consecuencias del bullying pueden llevar a problemas de salud física y mental. Hasta algunos pueden llegar a caer en un cuadro depresivo, ansiedad, estrés y hasta comportamiento suicidas. Por eso, es sumamente importante que si identificas este tipo de acoso puedas saber cómo pararla antes que afecte tu salud y bienestar emocional.

Si la persona identifica estar en una situación de esas, lo primero que debe de hacer es denunciar el caso para tratarlo según el reglamento interno de la empresa. Algunas empresas cuentan con un línea DIME donde puedes de manera anónima alertar al área encargada de recibir estos casos para su investigación.

Sí después de dar la voz de alerta de manera interna en tu organización y continúas siendo víctima de esta situación, puedes presentar una denuncia ante el Ministerio de Trabajo o poner una demanda ante las autoridades pertinentes del estado.

¿Sabías también que en la web existen test de Bullying? Te hacen una serie de preguntas relacionadas a los compañeros de trabajo, jefe, horarios, entre otros, para determinar si, efectivamente, es víctima de bullying laboral y proceder a actuar.

Seguido te comparto un link de un test disponible en la web AQUÍ:

Resultado de imagen para bullying laboral

SER ASCENDIDO A UN NUEVO PUESTO Y NO SER REMUNERADO CON LO OFRECIDO DURANTE LA CONTRATACIÓN.

Cuántas veces te ha pasado que se abre una vacante interna y te motiva el obtener un crecimiento profesional, aumento de salario y mejora en tu calidad de vida. Sin embargo, cuando logras alcanzar el tan anhelado puesto resulta que no todo lo que te prometen lo cumplen , en especial el tan añorado aumento salarial.

Ten presente, que tu vales lo que pides, que tus estudios , sacrificios , cursos y rendimiento laboral tienen un precio y que debe ser remunerado como lo mereces.

Algunos optan por conformarse con el ¡Bueno, aprenderé algo nuevo! ¡Más adelante se que me aumentarán¡ y pasa el tiempo , pero no logran ver nada de cambio , volviéndose esclavos a un trabajo que los estancan y absorben diariamente, ocasionando que nuestro rendimiento disminuya y nuestro interés  por el trabajo se opaque hasta llegar a la frustración , renunciando o simplemente lleguemos a un despido por falta de rendimiento, haciendo de una gran oportunidad, una gran desgracia.

¿Qué hacer en estos casos?

  1. Validar que a nivel de contrato se refleje el salario prometido antes de firmar. Te servirá de respaldo a la hora de hacer valer sus derecho como empleado al tomar la vacante.
  2. Tratar de que sea tu jefe directo quien luche por lo prometido con RHH.
  3. Algunas empresas cuentan con abogados internos que velan por la estabilidad y seguridad del empleado. Podrías dirigirte a ellos para saber qué pasos debes seguir.
  4. Desistir del puesto , si no cumplen con el aumento estipulado. Has valer tus conocimientos como profesional.
  5. Si no puedes crecer en esa empresa, empieza a buscar una donde puedas realmente desarrollarte a nivel profesional. Cuando tengas la oportunidad , no mires atrás y vuela a otro lugar que te brinde las oportunidades necesarias para una mejor calidad de vida.

Recuerda siempre: «No cobro por lo que hago, cobro por lo que sé».

Resultado de imagen para refran de hacer valer tu trabajo

El TERCER y más importante, NO PERMITAS QUE OTRO COLABORADOR TE DEJE EN VERGÜENZA, PRINCIPALMENTE EN PÚBLICO.

Desde el día uno en que empiezas a laborar en una empresas, debes tener mucho cuidado con aquellas personas que suelen olvidar el RESPETO entre compañeros, sea un superior, un personal con un cargo menor o igual al tuyo, debes mantener firme esa línea del respeto.

Lee también: ¿Y si te despidieran de tu trabajo? 

He observado casos en que muchos por tener más años en la empresa o porque muestras una apariencia sumisa, tienden a exhibir a los demás ante una situación fortuita, casos en que un error es expuesto ante una junta con el fin de avergonzar al colaborador o inclusive hacer el llamado de atención como si estuviéramos en un burdel, olvidando que somos profesionales y principalmente practicar la educación.

Saber controlar nuestras emociones y ser capaces de trabajar bajo presión sin perder la cordura, demuestra la calidad de empleado y profesionalismo que hay en cada uno.

Recuerdo como tema personal, en mi primer trabajo, pasar este momento tan desagradable donde mi jefe solo por tener un mal día fue capaz de llamarme la atención ante mis compañeros. Quería que la tierra me tragara y explotar igual que mi superior, no veía las razones justa de su actitud hacia mi.

A pesar de ser novata en lo laboral , pude calmar mis emociones; solicité en privado hablar con mi jefe. Les cuento que quería morir de miedo , pero dije: si esto sucede una vez sucederá siempre de aquí adelante.

Te puede interesar: ¿Qué hacer si no me llevo bien con un compañero de trabajo?

Empecé mi conversación solicitando las razones de su actitud, siendo sus argumentos para mi injustificados. Por lo que observé, ¡simplemente tuvo un mal día y explotó conmigo!, respondí que opinaba merecía una disculpa  y le pedí que por favor si necesitaba aclarar algo conmigo lo hiciera en privado, más no delante de mis compañeros , ya que parecía muy poco profesional e irrespetuoso como habían sucedido las cosas y  que estaba segura de estar en un trabajo , no en la esquina más popular de un barrio, ella muy enojada me dijo: «recuerda que muchas veces somos el huevo y otro la piedra». Esa frase me marcó mucho, pues supe que podría ser propensa a atropellos solo por el hecho de no tener un cargo alto.

A lo que resumi dentro de mí: Pues que el huevo se quiebre ahora, debo hacer valer mi respeto  y es mejor que se quiebre en este momento , que cuando esté podrido. Muchas veces es mejor que pongamos los puntos desde una primera vez, a esperar llenarnos de ira o enojo y  las consecuencias futuras sean peores. Explotar después de haber acumulado mucho resentimiento, puede ser causa de nuestro despido.

Con esta anécdota, quiero mostrar que puedes hacer valer tus derechos afrontando de manera gentil tus solicitudes.  El diálogo abierto y con respeto ,  marca tu seguridad y muestra ante las otras personas que  vives la tolerancia, cortesía y respeto en tu ambiente laboral.

¡Pues les cuento!, que desde esa vez nunca más pase una situación igual con esa persona. Afrontar la situación de manera respetuosa me hizo mostrar seguridad y fuerza, a pesar de ser muy joven.

Resultado de imagen para respeto laboral

 Si ite gustó esta nota, sigue a Aileen en su Instagram aquí: @Aileenycg @escultorplastilina507