Te sorprenderá saber cómo cambia tu cuerpo y mente después de una noche de pasión… Tu cuerpo envía varias señales que delatan que acabas de tener intimidad.

Además las relaciones sexuales provocan algo similar al ejercicio, te agotan físicamente pero hace que segregues dopamina y otras sustancias que harán lucir radiante y feliz.

Tener sexo provoca la liberación de oxitocina, llamada también la hormona de la felicidad la encargada de que estemos de mucho mejor humor y de que no podamos ocultar nuestra sonrisa con ese encuentro mágico por más que lo intentemos.

No solo la alegría te delata, pues también nuestra piel sufre cambios cuando tienes sexo, adquiere un tono rosado, debido a que la sangre comienza a circular con mayor fluidez, esto te hará lucir mucho más saludable.

Tener sexo, como ya lo dijimos, causa fatiga por lo que si te sientes adormilada y con ganas de dormir y descansar es totalmente normal pues tu cuerpo utiliza toda su energía en el encuentro y será necesario que te repongas, igual que sucede con el ejercicio.

En el caso de las mujeres, nuestro cuerpo libera ferómonas, lo que hace que los hombres te vean más atractiva porque estas se comportan como mensajeros químicos del sentido del olfato que trasmiten erotismo y sensualidad a ellos.

Además necesitaras mucha menor atención de tu pareja, pues estarás plena y no necesitarás tanto contacto físico. Un estudio publicado por la revista científica Journal of Advanced Research, el sexo atrae más sexo, y es así como aumenta el interés de los hombres pues lucimos mucho más atractivas para ellos.