Los “bootcamp” o retiro de ejercicios, son  uno de los nuevos  formatos para ejercitarse que escuchamos en estos días, dentro de las varias modalidades u opciones que podemos encontrar en el mercado “fitness”.

Por Carolina Carreira – @carreira_caro

Originalmente, como muchos otros ejercicios que están ganando más y más participantes cada día, son variaciones o modificaciones de ejercicios que originalmente fueron creados para entrenamiento físico militar; e implementados en las diferentes divisiones militares  que se conocen. A través de los años son ejercicios que se han adaptado para brindar entrenamiento de alta intensidad en espacios abiertos.

Los principales objetivos son:

  • aumentar el nivel de entrenamiento de una persona
  • llevar a las personas más allá de su zona de confort o al límite
  • hacer que las personas trabajen juntas
  • trabajar en equipo hacia una meta

 

Ventajas

  • Conocer nuevas personas: es una excelente manera de aumentar tu círculo de amistades o networking, junto a personas que tienen una actividad en común contigo, con lo cual te será fácil romper el hielo y tener un tema de conversación en común con los demás participantes.
  • Estar con contacto con la naturaleza: generalmente son en espacios abiertos donde podrás estar en contacto con la naturaleza, ver, oír, tocar… liberar la mente, relajarte y cambiar de ambiente.
  • Salir de la zona de confort: son pocas las veces donde nosotros mismos nos ponemos metas que nos lleven al límite, generalmente jugamos en un “safe zone”, sabiendo que estamos haciendo un alto rendimiento pero sintiéndonos seguros, los coach en los bootcamp buscan llevarte a ese límite, a ese empujón donde saben que puedes hacer una repetición más, un minuto más, un salto más.
  • Conocer tus capacidades: te sentirás maravillada y emocionada al ver que realmente puedes lograr cosas que no creías que podías hacer o que te parecían imposibles, generalmente los límites están dentro de nuestras cabeza, y los bootcamp ayudan a romper esos límites mentales.
  • Hábito y disciplina: la mayoría de las veces, las personas que participan en este tipo de eventos o actividades desean participar en otros que se hagan, lo cual poco a poco va creando ese hábito y la disciplina de estar saludables y en movimiento.
  • Mejor condición física: al hacer este tipo de ejercicios regularmente, ganarás más fuerza, mayor resistencia, mejor salud, tonificación muscular, liberación de endorfinas y equilibrio físico y mental.

Consejos:

  • Investiga el facilitador del bootcamp: así como hay muchas modalidades nuevas de ejercicios, hay muchos “coach” y lo primordial es investigar el gimnasio o la persona que está brindando el entrenamiento para saber que estás “en buenas manos”.
  • Investiga el lugar: prepárate para las condiciones del lugar, bloqueador solar, repelente, ropa fresca o ropa térmica que te brinde calor según la temperatura del lugar.
  • Haz preguntas sobre bootcamp anteriores: busca fotos, comentarios o pregunta entre tus conocidos sobre los bootcamp que ese gimnasio o persona ofrece para que puedas tener idea de la intensidad de los ejercicios.
  • Lleva la ropa adecuada: según el tipo de lugar y de ejercicios que puedan establecer, lleva ropa adecuada; no hay nada peor que hacer ejercicios con ropa más pequeña o muy grande, o el tipo de zapatillas incorrectas.

  • Hidrátate: en clima tropical sudamos hasta al salir a la tienda cruzando la calle, es por ellos que lo más recomendable al hacer ejercicios de alto impacto donde tu cuerpo va a sudar más de lo que generalmente sudas, es tomar varios vasos de agua desde el día anterior. Tu cuerpo, tus órganos y tus músculos te lo agradecerán.
  • Calienta: generalmente se hace un calentamiento en grupo, pero igual te recomendamos 15 minutos antes de la hora de inicio comenzar a mover suavemente tus articulaciones y extremidades.
  • Si sientes dolor para: si durante el ejercicio sientes algún dolor en una articulación, has un alto. Si sientes un tirón muscular, para, no es recomendable que estando en un lugar apartado tengas una emergencia. Si lo que sientes es un calor muscular, sigue, es tu cuerpo saliendo de esa zona de confort.
  • No ingieras alcohol la noche anterior: el alcohol te deshidrata y baja tu nivel de rendimiento; quieres pasarla bien y sin dificultades, deja el brindis para cuando termines el entrenamiento.
  • Estira al terminar: la mayoría de las lesiones ocurren por no estirar. Al terminar de hacer una rutina de ejercicios donde los músculos han sido llevado al extremo, debe estirar para que se recuperen, y esto a su vez te ayuda a tener mejor elasticidad. Dos ventajas que logras en 10 minutos.

 

trabajo en equipo

Y ahora, ya estás lista para subir tu nivel de endorfinas e inscribirte en el siguiente bootcamp que hagan en tu vecindario…

Si te gustó esta nota, sigue a Caro en su Instagram aquí:  @carreira_caro