El pasado lunes 4 de noviembre, se vivió uno de los días más oscuros que ha tenido México, al suscitarse indignante tragedia: la masacre de 3 mujeres y 6 niños, a manos de la delincuencia organizada. La familia LeBarón perdió 9 de sus miembros, pero, en medio de la masacre, sucedió un hermoso milagro.

¿Cómo fue la tragedia?

La realidad es que la Familia LeBaron llevaba varias décadas establecida en México y ya había tenido conflictos muy delicados antes, incluso disturbios con el crimen organizado.

Los miembros de la familia LeBarón fueron emboscados por un grupo criminal. Los LeBarón pertenecían a una comunidad mormona establecida en Chihuahua, que tenía décadas en México.

Ver imagen en Twitter

En el terrible incidente, presuntamente murieron 9 personas, tres mujeres adultas y seis menores de edad, además de otros que fueron heridos de gravedad y se encuentran en Estados Unidos recibiendo atención médica.

Por ahora, autoridades mexicanas ya investigan los hechos y se piensa que el grupo delictivo «Los Jaguares», quienes supuestamente pertenecen al Cártel de Sinaloa fueron los responsables.

Ver imagen en Twitter

EL MILAGRO

De esos milagros que no esperas, porque está tan negro el panorama que difícilmente puede haber un rayo de luz en el camino. La familia LeBarón estaba desecha al encontrar a tres mujeres de su familia, junto algunos de sus respectivos hijos muertos a balazos, y otros calcinados.

Sin embargo, ocurrió lo menos esperado, en medio de la masacre, el milagro de encontrar con vida a la pequeña Faith, de 7 meses de edad, les regaló un momento de alegría, que quedó grabado en un breve, pero emocionante video.

Así también ocurrió cuando encontraron con vida a otros 4 de los niños que viajaban junto a sus madres de Chihuahua a Sonora, donde se reencontrarían con el resto de su familia; y que se habían escondido, impulsados por el mayor de ellos, cuando inició la balacera.

EL MILAGRO DE FAITH

La pequeña de 7 meses, probablemente no se haya dado cuenta de lo sucedido, dada su corta edad. Sin embargo, de un segundo a otro, Faith perdió a su mamá, justo enseguida de ella, cuando las balas la alcanzaron, sin poder hacer algo por protegerse.

Lo curioso es que el nombre de la pequeña es Faith, que significa Fé, misma que debió mover a sus familiares para encontrarla a ella y a los otros pequeños con vida… y así fue.

Kendra Miller, prima de las víctimas, relató a través de su página de Facebook los espeluznantes detalles que los niños narraron, acerca de las más horrorosas horas de sus vidas, para lograr sobrevivir a la masacre en la que sus madres y primos perdieron la vida.

Y es que, fueron precisamente quienes lograron huír y ponerse a salvo, escondiendo a sus hermanos por horas para evitar ser brutalmente asesinados, para después pedir ayuda. No obstante, según su propia familia, los pequeños quedaron con un fuerte trauma, al ver morir de esa manera a sus seres queridos.