Victoria’s Secret la empresa de lencería más famosa del mundo anunció que canceló su famoso desfile anual en el cual se presentaban las modelos más famosas del mundo. El hecho constituye una revolución dentro de la compañía que anunció este jueves que la medida se debía a una “evolución” en su estrategia de marketing.

La decisión llega tras un año lleno de polémicas para la firma, luego de que en agosto pasado Ed Razek, el director de márketing de la empresa matriz rechazara contratar modelos trans para los desfiles y fuera despedido de su cargo coincidiendo con la entrada de la brasileña Valentina Sampaio en el catálogo de la firma.

En mayo último la firma ya había anunciado que sus mega desfiles no serían más televisados, un show que le reportaba cuantiosas ganancias por derechos televisivos. Sin embargo, este jueves su director financiero señaló que ni siquiera se haría la tradicional pasarela. “Creemos que es importante evolucionar el marketing de Victoria’s Secret”, dijo Stuart Burgdoerfer. Cuando se le preguntó si el espectáculo sucedería este año, respondió: “Nos comunicaremos con los clientes, pero nada de lo que diría es similar en magnitud al desfile de modas”, indicó en diálogo con el diario The New York Times.

Uno de los motivos que llevaron a los ejecutivos de la corporación a tomar la decisión fue una gran crisis de identidad relacionada con los reclamos por la falta de diversidad exhibida en sus campañas, sobre la pasarela y la mirada de los movimientos feministas que despiertan la conciencia y alimentan la polémica alrededor de este tipo de espectáculos que fijan estándares “imposibles” de belleza. De acuerdo a los estándares actuales, ese tipo de desfiles de mujeres “perfectas” dejan afuera a minorías, desde los talles grandes a diferentes identidades sexuales, como las modelos trans.

Winnie Harlow, Gigi Hadid, Kendall Jenner y Alexina Graham (AFP)
Winnie Harlow, Gigi Hadid, Kendall Jenner y Alexina Graham (AFP)

Sin embargo, las cuestiones de género o feministas no fueron todo. En octubre, Victoria’s Secret anunció que despedía a cerca del 15 por ciento de sus empleados, de su sede de ColumbusOhio. Aunque el desfile de modas alguna vez tuvo un enorme éxito como herramienta de marketing, con más de 12 millones de personas sintonizando el primer espectáculo en 2001, la audiencia disminuyó drásticamente en los últimos cinco años. En el último desfile -en noviembre de 2018- el “desfile de los ángeles” fue visto por más de 3 millones de espectadores en vivo. Fue, sin embargo, la cifra más baja desde que comenzó el show en 1995.

Una cancelación anunciada

Desde julio, los rumores sobre la cancelación del tradicional desfile comenzaron a ganar los titulares de los medios de todo el planeta. Adriana Lima, Gigi y Bella Hadid, Karlie Kloss, Candice Swanepoel, Kendall Jenner, Behati Prinsloo, Lily Aldridge, Elsa Hosk, Jasmine Tookes, Sara Sampaio y muchas otras modelos este año habían anunciado su adiós a las alas de Victoria’s Secret.

Desgraciadamente, no va a celebrarse este año. Me siento rara, porque siempre por estas fechas estoy entrenando como un ángel”, había manifestado la modelo Shanina Shaik en diálogo con The Daily Telegraph, quien participaba del desfile hace ya cinco ediciones, luciendo los mejores conjuntos de lencería de Victoria’s Secret y de la línea Pink, dedicada a un público más adolescente.

En mayo de este año, Les Wexner, CEO de la L Brands, fue quien comunicó primero que el desfile de las ángeles no se iba a transmitir más por la televisión y anticipó que la marca estaba trabajando en un nuevo show: “La moda es un negocio de cambio. Debemos evolucionar y cambiar para crecer. En 2019, y de aquí en adelante, nos centraremos en el desarrollo de contenido emocionante y dinámico y en un nuevo tipo de evento, que se difundirá entre nuestros clientes en otras plataformas pegadas a la actualidad”.

Información de infobae.com