En la mayoría de los hogares existe un horno microondas, es un aparato muy común. Es lo más práctico para muchas comidas, sin embargo, no es saludable, el horno disminuye y reduce las cualidades nutricionales de los alimentos.

Por Natalia Duarte – @masnatural.life

En mi familia particularmente no tenemos horno, pensamos que iba a ser difícil acostumbrarnos pero ya ni nos damos cuenta.

Es un electrodoméstico útil para preparar determinadas comidas, sin embargo, hay algunos alimentos que van a perder todas sus propiedades si se calientan en el microondas, por lo que es mejor evitarlo o de lo contrario no va a ser de beneficio para tu salud.

Mi recomendación es que, antes de usar cualquier electrodoméstico que sea para cocinar,  revisa bien cuales son los alimentos que no son convenientes someter a tan altas temperaturas y revisar otros métodos.

Lo cierto es que un mal uso puede ser hasta peligroso. Desde alimentos que pueden explotar hasta recipientes que pueden contaminar tu comida, así que recuerda bien este listado que vas a leer a continuación:

1.HUEVOS

Cuando se calienta un huevo duro en el microondas, se crean pequeñas bolsas de agua dentro de la yema. Estas bolsas se sobre calientan muy por encima de la temperatura normal. Cuando estas bolsas se rompen acaban explotando y esto puede ser muy peligroso.

2. HONGOS

Las proteínas que contienen los champiñones se destruyen en su totalidad cuando se cocinan o recalientan a temperaturas elevadas como las que tienen este tipo de hornos.


Nota: De hecho, cuando regresan a la temperatura ambiente, quedan más susceptibles a la contaminación por algunos microorganismos.

3. LECHE, MANTEQUILLA O MARGARINA

Al calentar la leche, puede perder la mitad de los nutrientes, además de eliminar  gran parte de la Vitamina B12 y reduce contenido de minerales esenciales.

Consejo:

Cuando desees ingerir leche caliente, ponla a fuego bajo hasta que alcance una temperatura apta para el consumo.

Cuando derretimos mantequilla o margarina en el microondas, pierde el poco valor proteico que tienen, la emisión de ondas, no es buena para estos alimentos. 

4. AJO

Los nutricionistas recomiendan consumir ajos crudos para obtener el 100% de sus beneficios nutricionales. Cuando este alimento se calienta a temperaturas muy elevadas, llega a perder hasta un 95% de sus vitaminas y minerales.

De hecho, un solo minuto en el horno microondas basta para destruir su activo natural que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Consejo:

Incorpora un diente de ajo crudo en ayunas, 3 veces por semana, para que veas sus bondades para la salud. 


TIP: Elimina la raíz que tiene el diente en el medio, corta en pequeños trozos, ponle media copa de vinagre de manzana, medio limón y un poquito de agua, te queda un SHOT único y exclusivo para empezar tu día. Este es uno de mis remedios secretos para mantener mis defensas arriba todo el tiempo, llevo muchos años sin resfriarme ni saber que es una gripe. Gracias a Dios que nos ha dado la medicina a través de los alimentos.

5. BRÓCOLI

Las altas temperaturas del horno microondas pueden llegar a destruir hasta en un 97% los antioxidantes que contiene el brócoli. Los cambios a los que se somete por este tipo de cocción se pueden percibir tanto en su textura como en su sabor.

Consejo:

Consume el brócoli mejor en ensaladas, sopas y batidos, así aprovechas al 100% su valor nutricional.

Si lo prefieres cocido, elige hacerlo al vapor, con 4 minutos y un poquito de sal marina, ya lo tienes listo.

La gran mayoría de los alimentos pierden nutrientes. Además, las frutas y verduras que tienen un interior más blando que la cáscara pueden estallar a causa de la presión que la alta temperatura produce. 

Si sobra espinacas, acelgas, apio, remolacha, zanahoria, brócoli o cualquier otra verdura cocida del día anterior, tampoco la re calientes. Las ondas del horno pueden convertir sus nitratos en nitrosaminas, consideradas malignas. 

Y nunca uses … 

Elementos metálicos

El metal se calienta demasiado rápido y esto podría producir fuego. Sobre todo si el objeto es puntiagudo, como el tenedor: provocan pequeñas chispas.

En cambio, con objetos compactos como la cuchara puede que no pase nada, aunque existe el riesgo de que reboten las ondas y lleguen al centro del aparato y se dañe. Algo similar pasa con los platos con decoración metálica.

Termos

El caso de los termos es algo delicado. Si se trata de los que están hechos de acero inoxidable, lo mejor es que no los calientes. El acero bloqueará el calor y lo impedirá y el horno se dañará. En el caso de que sea un termo de plástico, comprueba que esté hecho a prueba de microondas.

Espero te haya gustado este artículo, para asesoría o información adicional que quieras conocer, puedes escribirnos al Whatsapp 6284- 3806 o al DM @masnatural.life