¿Quién no espera la hora de finalmente descansar o dormir, desde las 8:00 pm?. Incluso hay quienes, a las 3:00 pm ya vivieron lo suficiente, ¡SI! es que llevar varios roles requiere de organización, hábitos y disciplina, estas 3 palabras son como el cuco ( jajjajajajaja para algunas personas como yo).

Por Mayuly Gonzalez – @mayulygonzalez8

El día a día de una emprendedora varía, de acuerdo a su tipo de emprendimiento y al  apoyo que tenga a su alrededor, (colaboradores o familiares) pero cualquiera que sea el caso,  no tiene horarios establecidos para trabajar, claro que este es uno de los beneficios del emprendedor, el manejo de su tiempo, pero: ¿qué pasa si no logramos sacarle provecho a ese recursos tan valioso?

El resultado será, que los días de un emprendedor  tomarán  el reflejo de su organización. Por ejemplo si llevas un plan de prioridades, de tareas por cumplir en la semana y por día y logras cumplirlos, tendrás un resultado excelente, pero si no planificas y le dejas toda la responsabilidad a tu memoria, estarás resolviendo situaciones de acuerdo a como te vayas a acordando y esto puede resultar MUY arriesgado en cuanto al uso de tu recurso más preciado, el tiempo.

A mí me ha resultado bien, aprender un poco sobre algunos métodos para ayudarme a mejorar algunos hábitos, pequeños, pero que resultan muy significativos para mí y mi negocio. Principalmente porque cuando tengo muchas cosas a la vez y todas son importantes me bloqueo o me agoto mentalmente por tener varios pendientes en la mente y eso no beneficia para el rendimiento, terminamos muy agotadas, no cumplimos con todo, no entregamos calidad en las tareas realizadas y nos quedan cosas por terminar.

Entre algunos de los métodos que he visto, uno que es muy común y ayuda muchísimo, es la revisión consciente de tu día, antes de dormir, puedes tener preguntas para cuestionarte a ti misma. Recuerda que eres tu propia jefa y debes rendirte cuentas de tu rendimiento, productividad y hasta del uso de los recursos, sin castigarte, pero de forma consiente.

Algunas de las preguntas que puedes hacerte antes de dormir pueden ser:

¿Qué  cosas debo agradecer del día de hoy?

Empezamos con lo mejor del día y son esas cosas que agradeces de tener y por las que te levantas cada día, son tu razón de vivir, o el motor de tu emprendimiento, son esas noticias positivas que recibiste, una simple felicitación por parte de un cliente, la aprobación de una cotización, la venta, etc. En fin es todo lo que te hace sonreír. ¡Agradece!

¿Qué reto superé hoy?

Los contratiempos, las citas canceladas, el mal humor, el tranque, un mal entendido, una disculpa de nuestra parte y hasta nuestra propia actitud puede ser un reto que superar, identifícalo, analízalo, quédate con el aprendizaje (es la enseñanza del día).

¿Cuáles cosas me quedaron por hacer hoy y por qué?

Puedes tener la agenda mejor elaborada pero hay factores que no puedes controlar como los acontecimientos naturales, la impuntualidad de otras personas y el tráfico de nuestro país, entre otras cosas más…hay posibilidades que te hayan quedado cosas por hacer y es aceptable. Sin embargo es importante el por qué y así identificas si te faltó mejorar el seguimiento, cumplir con tus propios planes o cualquiera que haya sido la razón, será otra enseñanza para mejorar y solucionar.

¿Qué debo hacer para corregir lo que no salió bien el día de hoy?

A veces cerramos el día diciendo todo me salió mal. » ¡Este día fue fatal!

Te recomiendo no castigarte con esas palabras y preferible identifiques que cosas no salieron bien y por qué: ¿las puedes remediar?, ¿las pudiste evitar?, ¿cómo?. Tomas la enseñanza con la solución y no te castigues con pensamientos de tristeza, ni de enojo, necesitas empezar el día siguiente con energías positivas.

¿Cuáles son mis prioridades para mañana?

Si tienes un plan revísalo, si no lo tienes elabora una lista con lo que quieres realizar mañana, en orden de prioridad y consciente de que, en el tiempo que dispones lo podrás lograr, no te sobre cargues con tareas que sabes que no podrás realizar. Si es posible clasifica en urgente, importante, puede esperar, para entenderte en prioridades, a veces pensamos que todo es urgente.

Si llevas agenda, encuentra un espacio al final de cada día para responder estas preguntas, cuando ya te acostumbres lo harás mentalmente y no te toma más de 10 minutos.

Yo sé que suena complicado, pero te aseguro que si lo practicas dos semanas, cambiaras un hábito que te ayudará para el resto de la vida.

Te dejo un fuerte abrazo y recuerda que puedes seguirme en @mayulygonzalez8 o visitarme en www.mayulygonzalez.com