Ser mamá, parece que se ha convertido en el rol más demandante y difícil del mundo… ¿Estás de acuerdo?

Que si dar teta exclusivamente hasta los 6 meses, luego hasta los dos años porque te ven raro si el niño está grande y toma todavía, la comida que tienes que darle debe ser saludable, cuidado con darle dulce, el uso de las pantallas debe ser bien controlado, el hijo de la vecina está en el cuadro de honor por lo tanto el tuyo debe tener buenas notas, mételo en varias actividades para que sea más productivo. Ah, y por nada del mundo lo dejes ver televisión, se malcrían.

Por Martha López – @marthalopez14s

En este último punto quiero hacer mucho énfasis. Últimamente he visto muchas recomendaciones de mamás blogueras o influencer que cuentan cómo su hij@ está completamente lejos de pantallas. Ellas plantean lo perjudicial que es la televisión en la vida de los niños. De hecho, he escuchado comentarios de madres que NO ven televisión  hasta que sus hijos se duermen. Otras, tachan de «veneno» las caricaturas o series para niños.

Yo soy mamá de una niña de 2 años, siempre he controlado el uso de pantallas y de televisión en mi hija, sin embargo SI ve televisión y hay algunas cómicas en especial que ama y debo confesar que yo también las amo.

Platicando con una amiga, llegamos a la conclusión que a veces nos hemos sentido «culpables» por dejar ver televisión a nuestros hijos en el día. Claro mientras trabajamos en nuestro emprendimiento, cocinamos, aseamos la casa o descansamos por unos minutos (esta última casi nunca es posible, pero bueno, a veces lo hacemos). Te confieso que he tenido que dejar a mi hija viendo tele (siempre supervisándola) para poder hacer algo en el día y adelantar trabajo.

El tiempo de las mamás también es diferente entre ocupaciones, roles y tareas diarias.

Para clarar este tema de una vez por todas, empezando por mí, acudí a @annaandreattaa quien es Psicopedagoga y una profesional de toda mi confianza para preguntarle el verdadero impacto de la televisión en los niños y me sorprendió mucho lo que me dijo…

«La televisión no es mala, es instrumento de recreación. MAlo está cuando sustituye las relaciones con las personas, entre padres e hijos. La televisión debería ser usada para conversar sobre lo que vemos», afirma Anna.

También explica que en niños pequeños puede ser usada como un instrumento que estimule la motricidad gruesa. Por ejemplo, que la caricatura salte, repita letras y que haga que el niño las diga. El adulto puede utilizar la TV como un reforzador y siempre debe estar presente y al tanto de lo que ven.

La televisión se vuelve un problema cuando se ve por largos períodos y la información NO se procesa de algún modo.

¿Quitarles las pantallas y TV es buena idea?

«Va a depender de la edad del niño, anular la televisión es quitarles la tecnología. Si me preguntas entre tablet, celulares y televisión lo que prefiero es la TV. Esto es porque la luz blanca que emiten estos aparatos, la más benigna es la televisión», nos cuenta.

¿Qué les ponemos para que vean?

Esos programas que propicien actividades tipo motor grueso: de brincar, saltar o distintos movimientos en los niños. No necesariamente programas que tengan protagonistas. Además, puedes proponerle charlas o conversaciones sobre lo que vio y entendió.

Además, Anna afirma que tampoco está mal ponerles música mientras hacen otras actividades.

Hoy con el mundo de las redes sociales es muy fácil compararse, aunque digamos que no, esto pasa y más seguido de lo que creemos. El uso de la TV es un tema de todos los días y que genera discordia. No quiero convencer a nadie que le ponga televisión a su hijo, cada quien sabe lo mejor para con sus hijos.

Ahora, después de saber todo lo que Anna nos contó me siento más tranquila y puedo usar de una manera más positiva la televisión con mi hija.

Si te gustó esta nota, nos encantaría que nos lo contaras a nuestras redes sociales @annaandreatta @marthalopez14s