El Príncipe Harry se sometió a retoque estético para no parecerse a su hermano William. Así como lo lees, el hijo menor de la Princesa Diana decidió solucionar su problema de calvicie antes de que el problema se vuelva mayor y termine sin pelo.

Según los informes, el Príncipe Harry visitó una clínica de pérdida de cabello en Mayfair de Londres a fines del año pasado para combatir su creciente parche calvo.

Drawing on their own experiences on and off the pitch, @daRealAkinfenwa @andros_townsend @kelly_smith10 @mctominay10 @T_Deeney and The Duke talk about everything from football and the season so far, to mental health and the importance of conversation. | @heads_together

Ver imagen en Twitter

This weekend and next, every game in the men’s and women’s football calendar will be dedicated to in a bid to start the biggest ever conversation on mental health. .

Ver imagen en Twitter

El duque de Sussex , de 35 años, aparentemente se sometió recientemente a un tratamiento estético de engrosamiento del cabello en la prestigiosa Clínica Tricológica Philip Kingsley, según The Sun.

Al igual que su hermano, el Príncipe William, y su padre, el Príncipe Carlos , el Príncipe Harry ha tenido problemas con su cabello.

El año pasado, un experto afirmó que el parche calvo del esposo de Meghan Markle casi se había duplicado desde su boda con con la actriz en mayo de 2018.

La publicación afirma que el Príncipe Harry visitó la clínica de pérdida de cabello, que cuenta con una clientela extremadamente rica, que incluye realeza, actores, modelos y atletas, y ha visto una mejora en sus mechones desde entonces.

También se cree que Meghan visitó la clínica antes de su boda con el Príncipe Harry para asegurarse de que su cabellera fueran brillantes para la boda real.

Una fuente dijo: ‘La visita de Harry causó un gran revuelo. Esta empresa es muy prestigiosa. Es uno de los mejores lugares del mundo. Tiene toda una gama de diferentes planes de tratamiento ‘.

LA SITUACIÓN DE EL PRÍNCIPE HARRY

El cirujano de trasplantes, el Dr. Asim Shahmalak, afirmó en 2019 que el adelgazamiento del cabello del Príncipe Harry había aumentado dramáticamente a medida que el duque de Sussex hizo malabares con los deberes reales y la paternidad.

También cree que Harry podría haber sido presionado por su esposa Meghan para tratar su pérdida de cabello.