Después de que China haya decretado la mayor cuarentena de la historia en un intento de detener el coronavirus y evitar que se produzca una pandemia, y mientras la Organización Mundial de la Salud decide si decreta una alerta de emergencia de salud pública global, presentamos aquí lo que hasta el momento se sabe de la infección.

¿Cómo se contagia?

Las autoridades chinas creen que el foco del contagio se produjo en el mercado de Wuhan, donde además de marisco, se vendían todo tipo de animales domésticos y salvajes, tanto vivos como muertos. Los primeros casos, de hecho, surgieron en Wuhan, aunque por el momento se desconoce cómo el virus pasó de los animales a las personas.

Aunque al inicio el contagio solo ocurría a partir del contacto con animales, esta semana las autoridades chinas confirmaron que se había producido transmisión entre personas. A partir de ese momento, los coronavirus se contagian como cualquier virus de resfriado, a través de la tos y los estornudos.

Los coronavirus, una familia de virus que pueden causar infección respiratoria en las personas y también una serie de animales, desde pájaros a mamíferos como los camellos, gatos y murciélagos. Infectan las vías aéreas y, sobre todo, los pulmones.

¿Se puede prevenir su contagio?

Por el momento no existe vacuna alguna para prevenir la infección por este coronavirus, aunque los investigadores trabajan contrarreloj para intentar desarrollar una. La mejor prevención es intentar evitar viajar a China y el contacto cercano con las personas que sufren infecciones respiratorias agudas y que son sospechosas de estar contagiadas.

Lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto sin protección con animales de granja y salvajes.

¿Qué síntomas provoca?

Los signos habituales de la infección incluyen síntomas respiratorios, fiebre, tos, dolor muscular y dificultad para respirar, informa la OMS. En casos más graves, puede causar una neumonía mortal.

El periodo de incubación puede ser de entre una semana y 10 días, por lo que los síntomas pueden tardar en aparecer.

¿Es mortal?

Por el momento, de los más de 600 casos de contagio conocidos, solo se conocen 17 muertos, por lo que las tasas de mortalidad a causa del nuevo coronavirus no son tan elevadas como ocurrió con las otras epidemias causadas por virus de esta familia, SARS y MERS.

De momento, con las cifras que hay de infecciones y de víctimas mortales, los expertos calculan que la mortalidad se situaría en torno al 3-4% de los casos. Es una cifra inferior a la de los coronavirus del MERS (que tiene una mortalidad del 36%) y del SARS (de alrededor del 10%).

El coronavirus puede ser mortal sobre todo para los colectivos más vulnerables. Según Jose Muñoz, jefe del servicio de salud internacional en el Hospital Clínic de Barcelona e investigador del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), los grupos de mayor riesgo son personas mayores, personas con otras enfermedades crónicas, como diabetes avanzada, hipertensión, cardiopatías, u otras enfermedades respiratorias, así como cáncer.

¿Hay vacunas o tratamientos?

Desde que aparecieron los primeros casos de neumonía en la ciudad de Wuhan en diciembre, los centros de investigación a nivel mundial han logrado identificar distintas secuencias genéticas del nuevo coronavirus y han confirmado que tiene un 70% de similitud con el SARS.

“También se están haciendo esfuerzos por aislar el virus. De esta manera se podría comenzar a conocer mejor y a desarrollar potenciales vacunas o tratamientos, además de elaborar pruebas diagnósticas específicas”, consideran los investigadores Vergara, Joaquim Segalés y Xavier Abad, del CReSA-IRTA

LAs 4 CLAVES PARA EVIAR EL CONTAGIO DE CORONAVIRUS:

1. Evitar el contacto cercano con personas afectadas por infecciones respiratorias,

2Lavado de manos frecuente, especialmente antes y después del contacto directo con personas enfermas y su entorno.

3. Mantener una distancia de un metro entre personas, aproximadamente, cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo o pañuelos desechables al toser o estornudar y lavarse las manos después.

4. Ante la posibilidad de que pueda transmitirse a través de los alimentos las autoridades sanitarias, en las zonas afectadas, recomiendan evitar el consumo de carne u otros alimentos que no estén adecuadamente cocinados.