Comencemos por comprender los términos…

Mindfulness es “estar consciente en el momento presente”, es decir, no divagar en pensamientos del pasado ni del futuro. Pero esta “consciencia” va más allá de pensar hoy es X día y tengo que hacer a,b y c.

Por Caro Carreira –  @Carreira_caro

Estar consciente en el presente es notar nuestros sentimientos, los sentimientos de otros y el ambiente que nos rodea en este preciso momento. Pronto pasaremos a ampliar en cómo estar “consciente”.

Depresión es una enfermedad mental que puede tener diferentes grados o categorías, que dependiendo del grado depresivo suele tratarse con medicamentos o no. Se caracteriza por una tristeza profunda, sentimiento negativo que conlleva a pensamientos muy negativos, dejadez y desinterés por las cosas, estar decaído o “apagado”.

¿Puede el Mindfulness ayudar a salir de la depresión o de estados emocionales difíciles?

Pienso que si, pero también creo que una persona depresiva debe atenderse con un profesional de salud mental, pues es una enfermedad que requiere de mucha ayuda externa adicional a las ganas que pueda tener la persona que la padece. En mi opinión de no experta en psicología, creo que es una combinación de ambas cosas, un profesional y el Minfulness.

Minfulness o estar consciente del momento presente, es una práctica diaria, que se convierte en un hábito de por vida. Existen cursos y seminarios que te enseñan las herramientas para que tú las practiques todos los días y aprendas esta nueva manera de vivir.

Resultado de imagen de mindfulness

Nuestro cerebro emite millones de pensamientos por minuto, de los cuales por lo menos la mitad son negativos, críticas, hacia factores externos o hacia nosotros mismos. Cuántas veces no ha pasado que se nos olvida algo y nos decimos -ay si estoy boba!, y de esta manera nos vamos llenando de pensamientos negativos a lo largo del día. Del clima, del tráfico, de las largas colas en un lugar, etc. El Minfulness es la práctica de “aprender” lo opuesto.

El Minfulness busca que aprendas a entrenar tu mente a ver las cosas presentes con un tono positivo, el cielo está más azul, hay más aves esta mañana, que hermoso amanecer, gracias al carro por darme paso en la vía, tengo un hogar donde llegar a dormir cómodamente, tengo comida y nutro mi cuerpo que está sano, etc.

Aprendemos a notar nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, las palabras de otros y saber cuándo una situación no es directamente con nosotros aunque lo parezca a 1era vista, a ser empáticos pero no engancharnos, a apreciar cada detalle de la naturaleza y belleza de la creación.

Estar “conscientemente” presente nos enseña a reconocer los pensamientos negativos y cambiarlo enseguida por uno positivo para reforzar el entrenamiento de este nuevo aprendizaje, se trata de reprogramar la máquina o computadora que tenemos en la parte superior de nuestro cuerpo, el cerebro.

Todo esto mediante herramientas que te ayuden a cambiar este estado emotivo o cerebral negativo, hacia su estado opuesto en energía positiva a través de repetición de pensamientos positivos para reforzar y reprogramar, respiración y música para relajar, notas, cortas caminatas, y varias otras estrategias y herramientas que ayudan a fluir hacia ese estado positivo de calma.

Resultado de imagen de mindfulness

Esta práctica puede ayudar a una persona depresiva, como a cualquier persona, para que veamos el mundo con otros ojos, dejemos de añorar el pasado y de crear ansiedad por el futuro, enfocando nuestra atención en las personas con las que compartimos, el entorno que nos rodea y nuestros propios pensamientos.

Una vez comiences a practicar pensamientos positivos y gratitud diaria, verás como la vida se siente más alivianada. Comienza 3 veces al día: al despertar, a la hora de almorzar (antes o después) y antes de acostarte.

Las personas depresivas, por sufrir de una condición que medicamente condiciona a su cerebro a ser más negativo, deben verse con un especialista de confianza además de practicar Mindulfness. Por qué? pues porque el cerebro depresivo tiende a autosabotearse y creará una competencia interna de pensamiento positivo vs pensamiento negativo, intentando el lado negativo quedar victorioso y no ser reprogramado.

Toda herramienta que te ayude a aumentar tu autoestima y crear un ambiente positivo, es de provecho y utilidad; atraerás más cosas positivas a tu vida como una reacción en cadena en donde con el tiempo de práctica diaria verás cómo mejoran diferentes aspectos en tu vida.

Resultado de imagen de mindfulness

Cuéntanos cómo ha cambiado tu vida si ya practicas Mindfulness – Escríbeme a @Carreira_caro