Si respondiste que si, entonces esta idea te fascinará…

Un pedazo de la Luna está a la venta y no se trata de un terreno ni de una roca traída por la misión Apolo 11.

la tierra vista desde el horizonte de la luna

La misiones Apolo de la NASA que tenían como objetivo explorar la Luna trajeron a la Tierra 382 kg de rocas de lunares. Algunas son exhibidas en diferentes galerías del mundo o son resguardadas por algunas personas como los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin.

Sin embargo, esa no es la única manera en que pedazos de la Luna han llegado a la Tierra. Algunos de ellos han caído en forma de meteoritos después de algún impacto contra el satélite natural y en total existen 650kg de Luna en el planeta.

luna superficie remolino
JAMES STUBY/NASA

Hace algunos años, una lluvia de meteoritos cayó sobre el Sahara Occidental. Después de analizarlos, se llegó a la conclusión de que son meteoritos lunares y representan casi la mitad de rastros de Luna existentes en la Tierra.

La caída de meteoritos trajo consigo el fragmento más grande Luna jamás encontrado: pesa 13.5 kilogramos y fue puesto a la venta por la casa de subastas Christie’s en Londres.

meteoritos lluvia del ano 2
SHALYGIN VÍA SHUTTERSTOCK

El precio de la roca es de 2 millones de libras (casi 2.5 millones de dólares), pero la subasta no es pública; sin embargo, no se anunció quiénes participarán en la puja privada.

El ejemplar fue encontrado en el norte de África en 2018 por un investigador anónimo. Más tarde, formó parte de la colección del Dr. Lawrence Stifler, uno de los coleccionistas de meteoritos más reconocidos del mundo, y ahora fue puesta a la venta.

roca lunar en subasta
CHRISTIE’S

«Cada vez que lo veo en el almacén, me deja impactado su gran tamaño. La experiencia de tener un pedazo de otro mundo en tus manos es algo que nunca olvidarás», contó James Hyslop, coordinador del departamento de Ciencia e Historia Natural en Christie’s.

La casa de subastas lanzó el comunicado pero no dio información sobre cuándo será la subasta ni quiénes podrán participar. Pero pronto algún millonario podría tener un pedazo de Luna en su colección o en su casa.