Sin duda alguna estos últimos meses nos hemos visto obligados a cambiar la vida que llevamos de manera drástica y trascendental. Muchos llaman a esto la “nueva normalidad”, sin embargo estas variaciones en nuestra rutina, ha provocado que física, mental y emocionalmente nos veamos afectados. Unido a esto la demora en hallar una cura o solución para la crisis por la que estamos atravesando a causa del Covid-19, nos genera mayor angustia y preocupación.

Por Franchesca Roselie – @Froselie

El tema de salir de casa se ha vuelto algo primordial e imprescindible. Algunas personas no soportan el encierro, y es importante que aprovechen las horas que tienen permitido salir para hacer ejercicios y respirar un poco de aire fresco de manera responsable y respetando las medidas de seguridad dictadas.

Lee también: ¿Porqué hay personas que incumplen las reglas del confinamiento?

Sin embargo, hay quienes a causa de llevar tantas semanas sin salir de casa han desarrollado un temor, el cual tiene sus fundamentos debido a lo incierto del panorama actual y a qué el Covid-19 sigue afectando a cientos de personas diariamente.  Para ellos salir al exterior dejó de convertirse en algo agradable y pasó a ser un desafío lleno de miedos, dudas y ansiedad.

El “síndrome de la cabaña” es ese miedo que experimentamos por salir a la calle luego de pasar tantos días en casa, el temor por volver a hacer tareas cotidianas como ir a nuestros trabajos, tomar transporte público e incluso el hecho de tener contacto con las demás personas.

«Cuando hablamos del «síndrome de la cabaña», nos referimos a un estado anímico, mental y emocional que se ha estudiado en personas que, tras pasar un tiempo en reclusión forzosa, han tenido dificultades para volver a su situación previa al confinamiento», explica Sandra Isella, psicóloga del Centro Psicológico Cepsim.

Es importante remarcar que el “síndrome de la cabaña” no es un trastorno psicológico, más bien es el estado que llegan a desarrollar algunas personas al estar tantos días confinados en casa.

El “síndrome de la cabaña”, ha sido asociado a lo se conoce también como la “fiebre de la cabaña”, en inglés cabin fever. En este caso, hablaríamos de la experiencia opuesta. La dificultad de concentración, irritación y desánimo que se genera al vernos obligados a permanecer encerrados en casa.  Se trata de la sensación que muchas personas pudieron haber experimentado cuando inicio la cuarentena. Lee también: «Fiebre de la cabaña»

¿Hay formas de combatir el síndrome de la cabaña?

Al no diagnosticarse este fenómeno como una patología, resulta contraproducente brindar alguna solución clínica; sin embargo existen algunas recomendaciones válidas que puedes poner en práctica para que los síntomas que puedas estar presentando disminuyan.

  • Mantén tu vida social activa

La interacción que puedas tener con otras personas es fundamental, para salir del bucle que puedas estar atravesando; recuerda que tienes la opción de hacer llamadas o videollamadas  para comunicarte con amigos y familiares.

  • Ejercítate

La actividad regular física es vital, a que no sólo te mantiene en forma, también sirve para liberar la tensión acumulada por estar encerrado.

  • Dedica tiempo a tus hobbies

Hacer cosas que te hagan más feliz como escuchar música, las manualidades,  la lectura, los juegos o incluso desarrollar ese proyecto que llevas tiempo posponiendo son actividades que pueden entretenerte y mantenerte siendo productiva y aumentar tu creatividad.

  • ¡Busca ayuda!

Hablar con alguien de confianza siempre viene bien; sin embargo considero que buscar ayuda de un experto es la mejor recomendación en caso de que estés atravesando por esta situación. Afortunadamente muchos países han puesto a disposición de la población ayuda en línea y gratuita para atender estos casos. Infórmate sobre las líneas de ayuda que hay en tu país y permite que un profesional te oriente para sobreponerte a esta situación.