Todo cambia, la vida, las personas, el mundo. Estemos preparados o no, el cambio es lo único seguro. Si o si siempre ocurre. Por eso cuando la situación sea buena, disfrútala, cuando sea mala transfórmala, y cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate.

No existe un libro o receta única todos somos diferentes, todos ganamos o perdemos salud según sea nuestro hábito alimenticio. Y debo confesar que desde siempre me he sentido atraída por disfrutar los alimentos, probar y asistir a los mejores lugares, conocer la gastronomía. Cocino delicioso, jamás he comido por llenarme, soy fanática de viajar con mi paladar. Realmente amo la comida.

Por Jetza Makeup – @jetza_makeup

Muchos motivos me llevaron a entrar en una situación no agradable, para nada saludable y peligrosa. Si quieres conocer un poco mas de toda la historia, al final del articulo les adjuntare el link. En esta ocasión voy a compartirles como logre entrar en este camino, que para muchos representa solo perder peso, pero realmente es un cambio profundo, significa ser honesta y comprometida contigo, nadie más puede hacerlo solo tú.

Básicamente la gota que derramo el vaso fue el malestar intenso. Es como cuando todos sabemos que existe algo, pero no hacemos nada, y cuando realmente se sale de control es que salimos corriendo.

Fue así como llegué al punto de no poder ingerir alimentos sin inflamarme; algunas personas pueden por alguna condición presentar malestar con cierto tipo de alimentos, por ejemplo, estoy segura que como yo, muchos son intolerantes a la lactosa. Pero créanme ya era imposible, con todo me inflaba como globo, me bautice siete vientres, dolor, indigestión, insomnio, fatal. Optaba por llenarme de medicamentos para poder equilibrar el malestar, llego un momento que ni efecto me hacían.

Sin contar mi estado emocional, mi energía, todo era agotador para mí, cambios de ánimo repentinos, sueño, fatiga, y más. Fue allí que entendí que debía parar, detenerme, y escuchar. Entendí como nuestro cuerpo habla con nosotros, pero también es importante aceptar que nuestro cuerpo habla de nosotros.

Empecé por acudir a un especialista (gastroenterólogo), realizarme estudios, laboratorios para conocer mi condición física real. Como buena científica que pertenece al área de la salud, esta parte es vital para mí, encontrar ¿qué ocurría? y ¿por qué?

Aquí pude obtener un diagnostico real de todo mi sistema, estómago, colon, páncreas hígado. Con mal funcionamiento y sospecha de cáncer de colon, esto lo dedujeron por altos índices tumorales encontrados en mis resultados de laboratorio. Además de que al indagar mis antecedentes familiares, mi abuelo paterno en la actualidad padece de cáncer de colon.

El doctor me indicó medicamentos, vitaminas y enzimas. También acotó que había que esperar resultados de biopsias y estudios profundos. No me refirió o recomendó acudir a un nutricionista o especialista en esta área o detallarme algún patrón a seguir que creo que era lo más importante más allá de la medicación. Debes mejorar tus hábitos, punto.

Fue así como inicio este camino, si hay un habito que yo me celebro, porque no todo es malo, es querer aprender siempre. Arranque a documentarme, informarme, estudiar, ejercitarme. Mucho antes de todo este panorama, en algún momento de mi vida llevaba una vida regularmente sana. Pero que en mis últimos tres años, por muchos sucesos personales parece que uno de mis refugios fue la comida.

Finalmente tomé acción y logré a ocuparme de mí cambiando mis hábitos. Gracias a la tecnología y a toda esta era que vivimos, existe un mundo de información y aunque este proceso de cambio profundo lo lleve sola con apoyo familiar. sin intervención médica nutricional. tengo anécdotas.

Siempre estuve rodeada de motivación, cerca de mí había fuente de inspiración e información.Conozco a Maru Méndez @maruhealthy mucho antes de todo este problema conocía su trayectoria. También porque pertenecemos a la revista ASM.

Un día fue a mi estudio a maquillarse para un evento, conversamos un poco de mi peso y malestar. Y sus palabras fueron “deja el azúcar, los lácteos, el gluten y ya verás”. Obvio sigo a Maru en su cuenta y todo te dice “no estas enfermo, estas intoxicado”. Cosa que es real. Ese fue el primer paso abandonar estos tres elementos.

Por allí empezó todo, rápidamente y por haber maquillado a Maru, una hermosa  nutricionista  me contacta porque había visto el maquillaje de Maru y le encantó, tenía un evento importante y sus palabras fueron “quiero maquillarme contigo, me encantó tu trabajo”. Así que las señales más claras no podían ser.

Quiero acotar que sus cuentas son súper valiosas, aun cuando no he logrado trabajar directamente con ellas, por querer tener el resultado medico real que no se ha completado porque todo cerro. He complementado estudios, y he aprendido a canalizarme, en 5 meses he logrado cambiar mis hábitos, perder peso, dejar totalmente el azúcar, los lácteos y el gluten.

Mi entrenamiento físico no se quedó atrás, inicie en gym. En marzo cerró por la situación de la pandemia, pero rápidamente me fui a Youtube. Hay una gran variedad de clases pero específicamente tome las de siéntete joven, y luego subí el nivel con clases funcionales Jhonny Echeverría del grupo Orux. A ninguno conozco ni es particular, solo entre y con disciplina me quedé.

Busqué ayuda profesional para canalizar mis emociones el cambio ha sido increíble. Día a día mejoro en todos los aspectos. Si hablamos de mi alimentación se encuentra estable me incline si queremos llamarlo dieta keto, para tener alguna referencia, porque es muy personalizada, selectiva,  no consumo lácteos por mi condición (colon irritable, intolerancia a la lactosa).

Para complementar todo mi cambio y motivada a mi pasión por los alimentos, empecé a estudiar cocina saludable libre de todo. Inclinándome por el área de la repostería saludable, ya que hace años realizaba postres full todo, tiramisú, tres leches, flan y más. Los vendía paralelo a todas mis otras actividades.

Siento que el azúcar es la debilidad de muchas personas que empiezan un cambio de hábito, sin saber que es posible lograr este sabor con endulzantes naturales. y tiene lógica, esta comprobado el sentir algo dulce nos llena de alegría, es placentero nos hace más felices. Es una especie de dulce salud.

Estoy en la fase de prueba, preparación, estabilizar recetas y muy motivada a darle forma a este nuevo proyecto, a compartir ampliamente toda la información de este largo proceso, vivir en el presente, decir que no, sanar, vivencias, recetas, a través de un blog, cuenta de instagram, (ahorita solo tengo mi cuenta de trabajo @jetza_makeup y la  personal a ser modificada .

Yo sigo en el camino, para efectos de este artículo esta todo resumido, pero sé que hay muchas personas como yo que necesitan información, apoyo, y que vale la pena compartir.

Todo esto representa un trabajo continuo, esto no para, muchos nos decimos al principio “ojala esto sea rápido”, pero créeme que el cambio llegara, también el momento donde puedas internalizar el aprendizaje. Si mencionamos el peso he perdido 13kg, (28.6 libras) ya verás que no será fácil requiere de esfuerzo constante, compromiso, amor y mucha consciencia, pero también será posible.

Como mensaje, no esperen a llegar a niveles exagerados para escuchar a su cuerpo, él les dice exactamente que necesita y cómo se siente. Con pequeños pasos, logramos grandes resultados. No saben cómo cambia la vida después de entender cómo y para que comemos. Aprendamos a cuidarnos y amarnos como se debe, es evidente que somos lo que comemos.

Muchas gracias por llegar hasta aquí, Cambia tú y si decides hacerlo, que sea dulce. Muy pronto. Continuara. https://jetzamakeup.com/la-vida-sabe-como-ensenarnos-mi-ausencia-en-instagram/