Sé que muchas de nosotras tenemos la cabeza llena de ideas positivas, y quizás no tanto, sobre qué vamos a hacer en los próximos días con nuestras rutinas especialmente si tenemos un negocio.

Business woman working with documents in the office

 

Por Karina Carro – @Thecompanydoctor 

Pero lo que si te puedo adelantar es que los cambios serán frecuentes y esa será nuestra nueva modalidad de acción en nuestros negocios o emprendimientos.

¡Si al leer estos dos primeros párrafos te estresaste te invito a no seguir leyendo!

Diferentes escenarios y diferentes oportunidades

Son muchas las experiencias que puedo compartirte de lo que ha sucedido en estos últimos dos meses con muchos negocios.

La realidad y lo que se escucha en todos los foros es que aquellos negocios que tenían entre sus proyectos para un momento muy lejano incursionar en el Ecommerce tuvieron que rápidamente sumarse a este canal de ventas y aprender a manejar la logística asociada a este tema.

Algunos emprendimientos pivotearon (cambiaron su forma de operar o incursionaron en otro mercado), y otros dejaron de existir incursionando en nuevas oportunidades que ha surgido en esta nueva economía en forma conjunta o individual.

En el plano personal he visto a muchos nuevos de negocios adquirir nuevos hábitos y cambiar positivamente su perspectiva de lo que es posible o no.

Aquello que en su momento se evaluaba y se veía como no viable resultó ser un hit de ventas durante los días de mayores restricciones.

Si me preguntas cuáles deben ser aquellos pasos para responder a la pregunta de qué hacer, puedo sugerirte estas cosas super sencillas:

  1. Acepta que hubo un cambio importante y que toca ajustar todo lo que sea posible en nuestros negocios porque no habrá un regreso a como era todo antes.
  2. Ahora toca, si aún no lo haz hecho, preguntarle a tu cliente qué necesita y los esfuerzos deben estar enfocados en justamente desarrollar e innovar en cosas que el cliente realmente necesita (aquí la formula de siempre funciona: las personas pagarán por algo que realmente necesitan).
  3. Entender y adquirir habilidades para moverse en el mundo digital no importa si no eres tu la persona que ejecutará las iniciativas digitales, debes conocer toda la terminología de lo contrario estarás extremadamente desfasado de la realidad.
  4. Identifica y administra tus recursos personales de apoyo dado que necesitaras de personas que te escuchen (¡sin asesorarte porque ahora todo mundo sabe de negocios!) para drenar las energías que provienen de manejar esta situación.

¡Y finalmente resumo todo en MÓNTATE EN LA OLA!

Observa, pregunta, estudia / prepárate, ejecuta, evalúa y repite el ciclo.

Karina Carrero

The Company Doctor

@thecompanydoctor