Ojalá yo hubiera tenido desde un principio la oportunidad de tener toda la información que ahora conozco acerca del síndrome de ovarios poliquísticos.

Por Joseline Ortega – @entreovarios

Generalmente cuando uno empieza a tener los primeros síntomas y no sospechamos que es nos preocupamos muchísimo.

Todavía recuerdo hace un par de años atrás cuando tenía periodos irregulares; como realmente nunca recibí ninguna información al respecto, no sentía preocupación o angustia, ni mucho menos me sentía preocupada de no tener un ciclo menstrual diferente, hasta que realmente empezó a afectar mi vida cotidiana y mis decisiones futuras.

A veces cuando nos detectan el síndrome de ovario poliquístico (SOP), a veces muy a temprana edad, como por ejemplo en chicas muy jóvenes (15 años), en ese momento puede ser que no nos preocupe el tema de poder tener hijos o no… el tema de los hijos; ya que nos enfocamos más en los dolores menstruales, acné, hirsutismo, etc.

Woman touch skin face squeezes pimple skin problems concept. — Foto de Stock

Pero es importante que, como madre, o persona que sufre del mismo, tenga claro que esas afecciones se tratan con tiempo, para prever complicaciones futuras.

Es como cuando una persona con sobre peso no ha llegado a la diabetes o problemas cardíacos, sin embargo, empieza a comer saludable para no tener llegar a eso…

Cuando me dijeron formalmente “tienes SOP” simplemente me descompense y es hasta cierto punto es normal porque al llenarme de tanta información negativa como “puedes desarrollar diabetes, tienes insulina alta, tienes obesidad, tienes problemas de fertilidad” todos esos tienes y tienes… sentí que por un momento perdí la respiración, todo lo veía obscuro.

Mis decisiones no fueron del todo buenas y acertadas porque no me pare ni un segundo a pensar en que quería hacer. Comencé a gastar dinero en cosas que pensaba necesarias, como suplementos a la hora de hacer ejercicios, pruebas medicas de más, compraba los productos más caros y más Healthy del mercado, cosas que mi doctor ni siquiera me había mandado.

Con esto no quiero decir que los medicamentos sean malos, ni mucho menos que no vale la pena invertir en la alimentación, simplemente que no es necesario gastar tanto dinero, en cosas que podemos hacer de manera práctica y sencilla y sobre todo ir de la mano de un especialista con el que te sientas cómoda.

Cuando encontré a mi doctor maravilla y a una buena dietista instruidos, empezó de mi camino de formación hasta hoy en día. Y es por eso por lo que les quiero compartir algunos cambios positivos que debes realizar y no dejar todo a los medicamentos, ya que al fin y al cabo es como ponerle un curita a una gran herida.

Si quieres conocer algunos plus y tips para tratar el SOP, MIRA ESTO…