El envejecimiento se nota en la piel, pero su origen está en el interior de la célula.

Desde que pise los 30 años de edad, de verdad que mi cuerpo empezó a cambiar. Sentía que mi metabolismo no era el mismo y si, tengo 2 hijos y puede eso influenciar. Pero es que de verdad sentía que estaba mucho más lento, es como si hubiera cumplido años al igual que yo y que estaba mucho más viejo, allí si no como yo!

Por Nathalia Chacón – @soybellezayvida

Esperando que mi metabolismo reaccionara me preguntaba, ahora… ¿qué puedo hacer? si estoy en mi mejor momento de la vida, ¿por qué el metabolismo me hacia eso? 

Cuando inicié mi negocio de Networker y Distribuidor Independiente de líneas de productos para la salud y belleza conocí por primera vez lo que eran los antioxidantes.

Resulta que nuestro cuerpo está constantemente produciendo energía, desde para caminar hasta para pensar o, simplemente, para mantener todos nuestros órganos en funcionamiento. Para obtener esa energía nuestro cuerpo utiliza oxígeno y los nutrientes que contienen los alimentos, es un proceso que se llama “respiración celular”, para darte un ejemplo, cuando cortamos una manzana por la mitad notamos que a los minutos empieza a oxidarse, ¿cierto? eso mismo pasa con nuestro organismo, cada vez que respiramos nuestro cuerpo se oxida, es una reacción química que se produce a cada instante en nuestro día a día en actividades como caminar o respirar, en definitiva, cualquier actividad que desarrollemos que queme energía. La oxidación acelerada crea los llamados “radicales libres”, lo que da lugar al envejecimiento y al desarrollo de ciertas enfermedades cardiovasculares, alzheimer, enfermedades inflamatorias, o ciertos tipos de cáncer.

A veces, los radicales libres son una causa directa de estas enfermedades y, otras, la propia enfermedad aumenta la producción de los mismos y contribuyen a agravarla.

La buena noticia es que ese proceso de oxidación y de la presencia de radicales libres se puede desacelerar con antioxidantes.

Evidentemente, encontré en los alimentos estos antioxidantes a través de las frutas, tales como;  la fresa, la uva, la ciruela y la granada y en verduras como el tomate, el pimentón y la zanahoria.

Es decir, todos aquellos que contienen dosis de vitamina A, C,E y Zink. Pero como todo alimento que entra en el cuerpo, los mismos eran expulsado por el proceso natural.

Y fue de este modo que llegó a mi vida el Antioxidante Reserve, es un suplemento endulzado de manera natural, que contiene una combinación de antioxidantes y vitaminas, sin azúcares añadidos ni edulcorantes artificiales.

Contiene una gran cantidad de potentes ingredientes que protegen a las células contra daños futuros. Lo uso generalmente para acompañar mis desayunos ya que tiene un rico sabor a uva y me  hace sentir durante el día con una sensación de buena salud general, además que contiene propiedades para el antienvejecimiento.

Tengo 3 meses consumiendo el Reserve y  ha mantenido mi sistema inmunológico en buen estado y mi metabolismo saludable. Lo sorprendente es que también me ha ayudado con dolores que padecía en las articulaciones.  

Ante la oxidación de tu cuerpo no te rindas, existen soluciones naturales y suplementos.

Si quieres conocer más sobre este maravilloso antioxidante en forma de gel puedes escribirme a @soybellezayvida

¡Te mando un gran abrazo!