El elegir una carrera profesional para un adolescente es una etapa de mucha incertidumbre, los padres, docentes y amigos preguntan: «¿ Qué piensas estudiar?».  Ahora yo te digo que me he puesto a pensar: «¿Qué sería de mi si hubiera estudiado lo que tanto me gusta?».

 

La primera pregunta los ponen entre la espada y la pared, analizando lo que realmente les gusta o lo que puede solventar su futuro económicamente. Pero  como padres ¿Cómo podemos guiar a nuestros hijos? Aquí te lo cuento para no tener que escuchar a tu hijo hacerse la segunda pregunta.

Por Aileen Castillo – @aileenycg

Recuerdo muy bien ese momento donde me tocó elegir mi carrera. En mi caso me fui por la rama menos saturada, lo nuevo. Por lo que podría brindarme un trabajo estable recordando siempre la típica frase de muchos padres: «¡tienes que estudiar algo que no te deje morir de hambre!».

Hoy en día me pregunto muchas veces

¿Qué sería de mi si hubiera estudiado lo que tanto me gusta?

No me arrepiento de mis conocimiento , pero definitivamente que si haces lo que realmente te gusta, los resultados serán 100 % mejor. Y de eso depende la fuente del verdadero éxito. En ocaciones, he pensado tomar esa carrera que tanto anhelé con el fin de lograr lo que realmente mi corazón desea y cerrar mi incertidumbre sobre el que sería si…, ¡nunca es tarde para empezar!.

Recomiendo a los padres guíar a sus hijos de manera correcta y no enfocados en los gustos propios, sino más bien en el autoanálisis de los anhelos y sueños de sus adolcentes. La elección de una carrera no debería ser una decisión impulsiva para eludir la presión de la pregunta de los demás y la incertidumbre que provoca. Darse un tiempo para conocerse, dudar, pensar y averiguar los ayudará a elegir una carrera relacionada a ellos y con sus intereses, logrando una decisión basada en un proceso personal  que influya al obtener el tan anhelado puesto de trabajo y sea visto como una pasión más.

«Si haces lo que amas, nunca trabajarás un día en tu vida». Marc Anthony.

Elegir una carrera puede ser mucho más que decidir qué vas a estudiar. Elegir una carrera con un conocimiento profundo de la personalidad, los gustos, los intereses. Así como también el entorno y la realidad de elegir un proyecto de vida relacionado consigo mismo.

Para eso, es necesario que nuestros adolecentes se conozcas, descubran quién son y qué les gusta. No alcanza con buscar información sobre las carreras ni con realizar un test que te diga qué estudiar, sino más bien entender que lo que harán el resto de su vida debe llenarles emocional, como también profesionalmente.

La influencia de los padres en la elección de la carrera de sus ...

Algunas estrategias prácticas para pensar en quién quieren ser y cómo quieren crecer son las siguientes:

Te puede interesar: Así fue como salí adelante después de una separación 

1.      Tomarlo con calma. Si no sabes cuál es su vocación, si le gustan muchas cosas diferentes o si todos sus amigos ya decidieron qué van a estudiar y ellos seguen pensando qué quieren hacer, no te preocupes. Cada uno tiene su tiempo, indicales que tomen su  espacio para elegir con tranquilidad.

2.      Conocerse: Pensar qué le gusta hacer, cuáles son sus intereses, qué materias le resultan más fáciles y cuáles le traen más dificultad. Al hacerlo, incluír sus hobbies, deportes y pasatiempos. Sus intereses y su personalidad son importantes para elegir algo que disfruten hacer y que le permitan desplegar su potencial.

3.      Ser realista: Tener en cuenta si para empezar a estudiar tendrían  que mudarse o viajar, cuánto tiempo de viaje tendría hasta el lugar de curso y cuántas horas por día  podría dedicar a estudiar.  Al reflexionar, considera si va a trabajar mientras estudia y cuáles son las ocupaciones y profesiones de su familia y de su entorno. Incluir la realidad en la elección permite que evaluar si su decisión es viable.

4.      Investigar la oferta de cursos y carreras: Las carreras tradicionales son las más conocidas. Sin embargo, hay muchísimas más carreras universitarias que pueden abrir su interés. Puedes buscar en internet en las distintas universidades y analizar su planes de estudios , costos y tiempo a dedicar.

5.      Conversar con un profesional: Antes de tomar la decisión final, conversa con un graduado de las carreras que le interesan para conocer su experiencia y el campo laboral de cada una. Con su testimonio podrías proyectar como sería su futuro profesional y evaluar si es algo que le gusta, cuáles son las posibles actividades laborales y si se imaginás trabajando en esa profesión.

La elección de la carrera profesional es un proceso personal que implica pensar en el futuro. Conociendo la oferta de carreras, su personalidad, sus intereses y su realidad podrá elegir con más seguridad su camino vocacional. Si sigues estos consejos podrás observar como tu hijo toma el camino correcto.

Perú: ¿Por qué es importante hacer un test de orientación ...

En Internet podemos encontrar unos test sencillos de autoanalísis que nos ayudará en la toma de esa decisión.

Puedes ponerle este test.

 

Soy Ingeniera en Electrónica y Comunicaciones , Analista de Operaciones en el área bancaria, me encanta bailar , madre y escritora de temas varios para ASM. Mi lema "Todo está bién" Tres de sus características: Alegre, servicial y amorosa Síguela en su Instagram aquí: @aileenycg