Es la consagración de una carrera extraordinaria: Kamala Harris, exfiscal e hija de inmigrantes, pasó a la historia como la primera mujer en convertirse en vicepresidenta de Estados Unidos. 

#1 Tiene 56 años

La dinámica y belicosa senadora demócrata de California permitió que Joe Biden, de 77 años, obtuviera el apoyo de un electorado más diverso que buscaba estar mejor representado en la cima del poder.

Tanto es así que algunos dijeron que no votaron por Biden sino por ella.

#2 Una abogada de padre jamaicano y madre india.

Durante la campaña, quien también será la primera persona negra vicepresidente del país ha llamado incansablemente a una movilización histórica de mujeres y minorías, denunciando los intentos de obstruir el voto en los estados tradicionalmente republicanos. 

«¿Por qué creen que tanta gente poderosa (…) está tratando de impedirles que voten?», preguntó en Georgia, un estado sureño clave para la victoria. «Ellos saben del poder que ustedes tienen», respondió. «No permitan que nadie los deje fuera del juego». 

#3 Siempre con tapabocas

Para protegerse del coronavirus y respetando la distancia social como Biden, Harris hizo una campaña más activa que el septuagenario, bailando al ritmo de bandas de música o hablando con clientes de los cafés, siempre al aire libre por el covid-19.

También conoció en Milwaukee a la familia de Jacob Blake, un hombre negro gravemente herido por la policía en medio de manifestaciones durante la oleada de este año contra el racismo en Estados Unidos.

#4 Siempre ha soñado con convertirse en la primera mujer negra presidenta de Estados Unidos. 

Con una carrera brillante, digna del mejor «sueño americano» a pesar de capítulos controvertidos, Harris soñaba con convertirse en la primera mujer negra presidenta de Estados Unidos. 

Finalmente se postuló a la vicepresidencia pero, sin duda, con la mirada puesta en las elecciones presidenciales de 2024 y la esperanza de romper entonces el techo de cristal definitivo. 

Harris ya tiene títulos de pionera. Creció en Oakland, donde su padre, profesor de economía, y su madre, investigadora del cáncer de mama, eran activistas de los derechos civiles. 

Graduada de la Universidad Howard, fundada en Washington DC para acoger a estudiantes afroestadounidenses en medio de la segregación, recuerda regularmente su membresía en la asociación de estudiantes negros «Alpha Kappa Alpha». 

Después de dos mandatos como fiscal en San Francisco (2004-2011), fue elegida dos veces fiscal general de California (2011-2017), convirtiéndose en la primera mujer, pero también la primera persona negra, en encabezar los servicios judiciales del estado más poblado del país. 

#5 Su frase favorita

Uno de sus lemas de vida se lo enseñó su madre: “Me decía a menudo: ‘Kamala, podrías ser la primera en lograr muchas cosas. Asegúrate de no ser la última’. Y eso intento”.

#6 Está casada

En este periodo se casó en 2014 con Douglas Emhoff, socio en la firma de abogados DLA Piper y especializado en la industria mediática y del entretenimiento. Se conocieron en una cita a ciegas, años después de que Emhoff se divorciara. Después de salir durante poco más de un año, él le propuso matrimonio rodilla en tierra. En su boda se mezclaron los collares de flores indios de la cultura de la novia y el vaso pisoteado de la tradición judía del novio. Ella es baptista. Harris tiene dos hijastros, ya adultos: Cole y Ella, con los que su relación es excelente. La llaman “momala”, no les gusta madrastra, y ella luce esa palabra, orgullosa, en su perfil de Twitter. Con sus suegros, muy bien. Y tiene una sobrina que es casi como su hija. 

#7 Sus playlist favoritos

 Le encanta la música. Creó una lista de sus temas favoritos para nuestros compañeros del HuffPost USA y entre ellos incluye a A Tribe Called Quest, Lauryn Hill, The Notorious BIG, Childish Gambino y Andra Day… “Poder negro”. Sus libros favoritos son Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini, y Los sueños de mi padre, de Barack Obama. En el cine, acción y dramas: LoganBlack PantherMagnolias de aceroHa nacido una estrella… Y es fan de las series The Wire y 24