Por los acontecimientos extraordinarios que hemos afrontado en los últimos meses, nos hemos visto obligados a cambiar significativamente nuestros hábitos. Por eso estamos seguras que necesitas estas 4 claves para depurar tu closet.

El quedarnos en casa y evitar a la medida de lo posible salir, nos hizo alejarnos por completo de algunas prendas de vestir, zapatos y accesorios. Las pijamas y la ropa cómoda se adueñaron de nuestros corazones y de nuestros cajones.

Por Franchesca Roselie–  @froselie

Hace poco decidí dar una vuelta por mi closet para hacer limpieza y me di cuenta que tenía demasiados zapatos y carteras que se habían deteriorado por todo el tiempo de estar guardados, por tanto me tocó hacer una limpieza profunda.

Te recomendamos leer: Cómo convivir con la situación del COVID19 que se volvió «eterna»

En esta ocasión te quiero compartir algunos tips que te pueden ayudar a evitar que tu ropa y zapatos se echen a perder.

  1. Haz una purga

    Para que la limpieza sea real y profunda te recomiendo sacar absolutamente todo del closet; de ese modo podrás revisar a detalle cada prenda y descubrir si algo se ha deteriorado, lo que ya no usas y lo que no te queda. Este es el paso uno para que luego puedas organizar la ropa según lo que decidiste.

  2. Limpia, lava y pon al sol

    Una vez hayas organizado con que te quedarás y lo que se irá, limpia tus zapatos y colócalos al sol, debido a nuestro clima tan especial, la humedad provoca que ciertos materiales se deterioren con mayor facilidad, así es que procura poner tus zapatillas y zapatos al sol y desempolvar tus carteras. La ropa por estar mucho tiempo guardada posiblemente adquiere un olor a polvo o humedad, te recomiendo «orearla un poco» y de ser necesario lavarla.

  3. Maximiza tu closet

    Ahora que dividiste tu ropa y sabes lo que se queda y lo que se va, te recomiendo que saques el mayor provecho a tus prendas. Vestirte bien sin duda levantará tus ánimos, por tanto escoge un par de días d ela semana para vestirte con esa ropa que tienes olvidada o bien, que los días de home office se vuelvan más elegantes y dejes la pijama a un lado y optes por verte más casual y ser el doble de productiva.

  4. Dona y Vende

    Con las ropa que se va tienes 2 opciones interesantes, puedes aprovechar esta oportunidad para pasar tu ropa y zapatos a alguien que realmente lo necesite y le pueda sacar provecho. O bien puedes venderla. Recuerda que para cualquier de las 2 opciones es imprescindible que la ropa se encuentre en buen estado.

Si te gustó esta nota, sigue a Fran aquí. 

Lic. en Mercadeo y Relaciones Públicas, me apasiona escribir, hablar... Y siempre que incluya vino, libros o café será un buen plan para mí Actualmente escribo de muchos temas de interés en especial del ámbito laboral, moda y viajes. Multifacética y con muchas pasiones, fiel creyente de la equidad y de la grandeza del ser humano. Mi lema: ¡Arriésgate porque de los cobardes no se ha escrito nada! Tres cualidades de Frank: alegre, paciente y esforzada Síguela en Instagram: @Froselie