La pandemia que estamos viviendo, nos ha obligado a hacer cosas que jamás pensamos que haríamos. Entre ellas, el uso de la mascarilla. Hoy, te cuento por qué nos desagrada psicológicamente.

Anna Converso @avantipsicologia

Hoy en día, y después de muchos debates sobre ella, sabemos que la mascarilla es no sólo necesaria, sino imprescindible para cuidar nuestra salud física. Hay personas que la han aceptado sin problemas, y otras, que la detestan porque les genera cierta sensación de ahogo, u otras porque emocionalmente, la rechazan.

Mira también: Si dices dos o más de estas frases, seguramente tienes pensamientos depresivos

Psicológicamente hablando, la obligación de usarla, nos puede generar emocionalmente cierto repudio, porque sentimos que no tenemos el control sobre nuestras decisiones, es decir, alguien o algo externo, decide sobre nuestro cuerpo.

El USO de la mascarilla en todo momento…

En este caso, se ha decidido tenerla casi, 24 horas al día, y los 7 días de la semana. Por otro lado, su uso, puede asociarse con enfermedad, vulnerabilidad o sensación de desconfianza ante lo que nos rodea.

Esta percepción psicológica sobre la mascarilla, puede ir variando según nuestro estado de ánimo, o capacidad de adaptarnos a la nueva situación mundial que vivimos.

Sin duda, la pandemia nos ha hecho cambiar toda nuestra vida, rutinas, y formas de cuidarnos física y emocionalmente.

Lo importante, es que comprendamos cómo nos sentimos, el por qué, y siempre cuidemos de nosotros mismos, y de los demás.

Si te gustó esta nota, sigue a Anna en su Instagram aquí: @avantipsicologia

Psicóloga, Especialista en Psicología de la Salud, Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, Locutora. Soltera. Escribo sobre el bienestar emocional de mujeres y mamás. Sus tres cualidades: Apasionada, emprendedora, inteligente. Sigue a Anna en su Instagram: @Avantipsicologia