Una habitación Montessori es una espacio preparado para que los bebes y niños tenga libertad y autonomía, donde jueguen, experimenten y aprendan más allá de lo que se ve, por experiencia propia.

¿En qué consiste?

En seguir las pautas de la filosofía educativa creado por la pedagoga María Montessori. Se basa en tres principios: libertad, simplicidad y orden.

Las habitaciones Montessori tienen ciertas características que hacen que sean ambientes totalmente adaptados y accesibles al niño o bebé. Veremos algunos requisitos que una habitación Montessori deben cumplir para ser espacios de libertad, simplicidad y orden.

Tips  e ideas inspiradoras para preparar un habitación Montessori.

  • El método Montessori busca la simplicidad, pero también la armonía. Por ello, Tener tonos tranquilos, neutros, cálidos, lisos y/o naturales en paredes y suelos, una gama cromática de tonalidades cálidas y sosegadas será perfecta para vestir las paredes de su habitación. ¡Los papeles pintados y los murales están permitidos!
  • En medida de lo posible, la habitación no debe estar recargada de juguetes o mobiliario, para que los niños puedan moverse con total libertad.
  • Es recomendable un espejo a su altura en la habitación. Esto les ayudará a reconocerse y a ir siendo más conscientes de sí mismos.
  • Debe estar perfectamente ordenada, una estantería puede ser más que eso, puede transformarse en una casa de ensueño que le haga sentirse como si formara parte de un cuento. Por un lado, ganas un espacio de almacenaje, y por el otro, incentivas su imaginación.
  • La luz natural es 100% recomendable en una habitación  Montessori. Adicional mejora el ritmo cardíaco y descanso. También el rendimiento cognitivo y mayor productividad, definitivamente la iluminación procedente del sol aporta valor, salud y ahorro.

Zonas básicas que se preparan en una habitación Montessori

  • Zona de lectura: Con cuentos que muestren sus portadas visibles para que llamen la atención al niño y que estén accesibles al niño para que pueda tomarlos y recogerlos por sí mismos.
  • Zona de descanso accesible: El colchón no ha de estar necesariamente en el suelo. Puede ser una cama bajita si el niño es capaz de subir y bajar solito a ella.
  • Zona de juego: Con estanterías bajitas que contendrán pocos juguetes y/o materiales pero muy ordenados.
  • Espejo: Para que el niño pueda vestirse con más facilidad.
  • Armario accesible.
  • Láminas y/o fotos que muestren la belleza del mundo a la altura del ángulo de visión del bebé.
  • Un pequeño rincón creativo: En el que puede colocarse una mesa y silla bajita y algunos materiales creativos perfectamente ordenados, visibles y accesibles al niño.

¿Hay algo que deje más aprendizaje que el “ejemplo”?

Little boy playing in a classroom

A veces pretendemos que los demás hagan cosas que nosotras no estamos dispuestas a hacer, y ahí radica el problema: esperar más de los demás que de nosotros mismos.

Tenga mucha paciencia con los niños y predique con el ejemplo. Un hogar se construye con mucho amor, delicadeza y atención. ¡Podemos vivir en el hogar soñado sin gastar una fortuna, solo manteniendo el orden. Llevar la filosofía Montessori en casa es dar un aporte maravilloso a la paz familia, Anímate a realizar este cambio.

Me despido,  soy Deylin Hernández  de @gestandod y el @baulmontessori. Mi correo por si desean saber algo o quieren que hable de algún tema hernandezdeylin@gmail.com

Los espero en la próxima entrega.

Educadora, Ingeniera y mamá de dos niños dinámicos. Comencé a estudia pedagogías alternativas en el 2009, conocí la filosofía Montessori y es parte de mi día a día Síguela en Instagram: @gestandod o @baulmontessori